Salud y Sexualidad

¿Estamos satisfechos con el sexo?

Un informe sobre Bienestar Sexual constata que tan sólo el 44% de la población asegura estar plenamente satisfecha con su actividad sexual

EFE / Reportajes
¿Nos sentimos contentos con nuestra vida sexual? En el informe sobre Bienestar Sexual se constata que tan sólo el 44% de la población asegura estar plenamente satisfecha con su actividad sexual. Y es que el ritmo de vida que llevamos y el paso del tiempo, que lleva a la pareja a la rutina, incide directamente en el nivel de satisfacción.
Este estudio, en el que participaron 26 mil personas de 26 países, también advierte de la necesidad de acudir a médicos especializados para lograr el pleno bienestar.
Este informe, realizado por la firma de profilácticos Durex, hace evidente que “es importante estar atentos a la salud sexual y dirigirse al especialista para resolver dificultades o buscar un tratamiento cuando haya disfunción”, según la psicóloga y sexóloga Carmen Sánchez.
Mexicanos y brasileños por el sí
En Nigeria, el 67% de la población se manifiesta completamente satisfecha con su vida sexual. Sólo tres de cada diez personas se declaran “ni satisfechos ni insatisfechos”, pero nadie se cree insatisfecho totalmente. A este país le sigue de cerca México, con un 63% de satisfechos.
Pero si preguntamos si creen que el sexo es beneficioso para la salud y el bienestar, los brasileños son los que contestan más concienzudos que sí, aunque su nivel de satisfacción sea sólo del 42%.
España se queda corta ante estas cifras: a un punto de la mitad está el grado de satisfacción de los españoles en el sexo. Aún así, son de los que más lo practican, con una media de 118 veces al año, muy por encima de la media global: 103.
Sin embargo, no superan a los brasileños, que otra vez se llevan la palma con 154 veces al año. Totalmente opuesto es el caso de los japoneses, que son la nacionalidad sexualmente menos activa, con tan sólo 48 coitos al año.
La media mundial de minutos dedicados al acto sexual es de 18.3. Otra vez, los mexicanos, terceros en todo el mundo, y los brasileños, que les siguen, son las nacionalidades que encabezan la lista. Los primeros aseguran que dedican aproximadamente unos 22 minutos a la cópula, mientras que los segundos poco más de 21.
A más edad, menos satisfacción
Hasta los 25 años los niveles de satisfacción son mayores en hombres que en mujeres. A partir de los 34, la tendencia se invierte y son las mujeres quienes se sienten más satisfechas. Sin embargo, los niveles de satisfacción de ambos disminuyen a medida que la relación avanza.
¿A qué se debe todo eso? Quizás a que la pasión y el nivel de excitación que provoca la pareja se apaga a lo largo de los años. Pero principalmente a que la frecuencia sexual disminuye a medida que la relación se prolonga y, con ella, la satisfacción sexual.
Cuanto más avanza la vida en pareja, los hombres se sienten menos satisfechos. De hecho, tienen un sexo más gratificante cuando no cohabitan con el otro. Las mujeres también, pero con menos diferencia que cuando viven en pareja: un 47% en el primer caso y un 45% en el segundo.
En conclusión, el nivel de compromiso de la pareja varía el nivel de satisfacción: por lo general, mientras que en los hombres el compromiso hace decrecer su agrado, en las mujeres ocurre a la inversa.
El informe asegura que la periodicidad afecta directamente al sentirse plenamente satisfecho con el sexo. Cuanto más se practica el sexo, más complacidos se muestran ambos miembros de la pareja. O sea, que el número de veces que se practica el sexo por año podría considerarse bajo si tenemos en cuenta el consecuente grado de insatisfacción.
Lo que también demuestra el estudio es que los minutos de juego preliminares son de lo más importante para que la relación sea satisfactoria: crear un ambiente apropiado, besar, acariciar y estimular las zonas erógenas. El sexo no es sólo penetración, sino que intervienen muchos más elementos que ayudan a conseguir un acto pleno.
Vida moderna y sexo
El acto sexual necesita de la máxima tranquilidad y la vida diaria que llevamos no es precisamente de gran ayuda. Estrés y ansiedad repercuten negativamente en la sexualidad. En España, por ejemplo, un 43% de los encuestados creen que su vida sexual mejoraría si estuvieran menos estresados y cansados.
Además, a más de tres de cada diez les gustaría tener más deseo sexual. Según Emma Marti, product manager de Durex, “la experimentación y la diversión consensuada ayudan a romper la monotonía e incrementan la satisfacción”.
De hecho, dos de cada cinco encuestados estaría dispuestos a probar actividades nuevas, como los juegos de rol, las fantasías sexuales o el sexo anal, aunque lo que más gusta es el romanticismo: casi cuatro de cada diez quieren una relación con más amor y ternura, en definitiva, una relación más romántica.
Problemas sexuales sin resolver
Los problemas físicos también dificultan las relaciones sexuales. Sequedad vaginal, pérdida de libido, dificultad en tener erección, etc. No son más que disfunciones que dificultan el acto sexual y, a menudo, son fáciles de tratar y resolver gracias a los médicos especialistas.
El 34% de las mujeres encuestadas padecen sequedad vaginal. Al contrario de lo que se pueda pensar, no sólo la sufren las mujeres de más de 50 años, sino que las adolescentes también la padecen: el 30% de las que ocupan la franja de edad entre 25 y 34 años. Los hombres, por su parte, también sufren impedimentos. Los problemas de erección son cada vez más frecuentes una vez cumplidos los 50 años.
Pero sexualidad significa también sensaciones y emociones, no sólo físico. Por eso, es importante sentirse respetado en las relaciones. México, Brasil y España son los tres países en que las personas dicen sentirse más respetadas durante el sexo.