Salud y Sexualidad

Peligroso bronceado artificial

Según un grupo internacional de científicos, el uso de las camas para lograr el bronceado antes de cumplir 35 años aumentan de manera sustancial el peligro de sufrir de melanoma

Washington / EFE

La exposición excesiva a las luces para conseguir un estético bronceado aumenta el peligro de sufrir cáncer de la piel, reveló un estudio publicado en la revista "International Journal of Cancer".
La forma más grave del cáncer de la piel es el melanoma, el cual ha aumentado desde el decenio de 1970 en más de un seis por ciento anual, según cifras de la Sociedad del Cáncer en Estados Unidos.
En este país (EU) la enfermedad afectó a más de 62 mil personas el año pasado.
Según un grupo internacional de científicos, el uso de las camas para lograr el bronceado antes de cumplir 35 años aumenta de manera sustancial el peligro de sufrir de melanoma.
"Se debería desalentar el uso de equipos de bronceado artificial por parte de adultos jóvenes y se debería considerar restringir el acceso a los menores", manifestó un grupo de investigadores de la Agencia para la Investigación sobre el Cáncer.

Una práctica no muy saludable*
Es cierto que los filtros de estas máquinas eliminan las radiaciones ultravioletas de tipo B, las que más perjudican la piel, y que sólo dejan pasar las de tipo A, responsables del bronceado. Pero aunque los rayos UVB son más peligrosos, los UVA no son inocuos: afectan las fibras elásticas de la piel y su acumulación produce envejecimiento a largo plazo y lesiones precancerosas.
Además, con el paso del tiempo (o si sufren averías o si su mantenimiento no es correcto) estas máquinas ven cómo disminuye la eficacia de sus filtros protectores y empiezan a emitir cantidades excesivas de rayos UVB, muy nocivos para la salud.
El melanoma (un tipo de cáncer de piel) es el tumor que más aumenta en la población mundial. Y los expertos se muestran convencidos de que el aumento en el número de diagnósticos de melanoma se debe a la creciente cantidad de tiempo que un número cada vez mayor de personas se exponen a los rayos solares y a los rayos UVA de las máquinas de bronceado.
Una de las causas de la escasa concienciación social puede ser que los daños que provocan las radiaciones ultravioletas no se perciben en el momento de recibirlas, sino a largo plazo, pero las características de la piel en un momento dado dependen de la suma de las agresiones que ha recibido a lo largo de nuestra vida, ya que la exposición a la radiación ultravioleta tiene carácter acumulativo.

* El segundo segmento fue tomado de www.revista.consumer.es