Salud y Sexualidad

Cuando el amor se terminó

No existe una fórmula para curar el “mal de amor”, sin embargo, hay buenos consejos a seguir y que son efectivos

La crisis por la pérdida de un amor puede ser tan grave que la persona cae en un estado de depresión que peligrosamente puede llevarla a hacer algo peligroso, o desembocar hasta en el suicidio.
No existe una fórmula para curar este mal, sin embargo hay buenos consejos que seguir y que son efectivos; a quienes los han seguido les ha dado muy buenos resultados.
El proceso de aceptación
Aunque difícil es aceptar que ya no existe lo que en un momento te llenó de mucha felicidad y que ahora sólo es historia, es en lo primero que se debe trabajar, esto es con la ayuda de un profesional o aferrándote a un plan de autoayuda con mucha tenacidad, con fuerzas para salir de esa crisis.
Se debe llegar a la conclusión de que no se puede tener a nadie a la fuerza, tener la adultez de entender que cuando alguien te deja es porque ya no quiere estar con vos, y a la fuerza, ni los zapatos.
Hacete la pregunta: ¿qué tal si fuera yo quien dejó de querer? No podés engañarte ni engañar a tu pareja, es desagradable fingir. ¿No es lo más sensato dejar una relación que ya no te provoca felicidad, alegría ni paz? Algo que es diferente a lo que da el amor, lo que fue en un inicio.
Inteligencia emocional
Esto es parte de la inteligencia emocional, por eso es bueno tener recursos que en situaciones difíciles podés utilizar; usar la lógica, la sensatez, eso da mucha claridad, ayuda a ubicar los sentimientos donde deben volver.
Velar por la autoestima es uno de los pilares fundamentales para salir de la crisis; por dignidad una tiene que buscar cómo salir menos lastimada de lo que ya te ha provocado un rompimiento, por traición o porque simplemente el amor se terminó.
Hacer un plan en el que debés cambiar algunas cosas e innovar otras, por ejemplo entregarte más a tu trabajo, visitar a tus amistades, familiares, lugares que te provoquen paz, contacto con la naturaleza, leer algunos libros, testimonios de personas que han salido de crisis igual a la tuya o peor, darte cuenta que hay una salida.
Proponerte metas que le den sentido a tu vida, siempre hay por qué vivir, iniciar algún curso que tenías pendiente, retomar cosas que habías abandonado o descuidado porque estabas absorta en tu relación y que ahora no sabés qué hacer, pero si tomás estos consejos verás que sí hay mucho que hacer, no es fácil, pero sí es posible, yo se los garantizo.
Existen grupos de ayuda para personas codependientes, porque puede ser éste el caso, que necesités tanto de esa persona, y te empeñás en seguir con ella a pesar que te maltrate con desprecios, rechazos, infidelidades, abandonos que laceran tu autoestima.
Por supuesto que la búsqueda de Dios es primordial, hay personas que en momentos de crisis han llegado a los pies de Cristo; éste era el momento y ahí se encuentra mucha llenura, Él nos da fuerzas para seguir adelante.
La oración y la meditación son extraordinarias, funcionan de forma maravillosa para liberarte de la opresión que provoca esa pérdida, para alejarte de la depresión, de la nostalgia que deja la huella dolorosa del desamor.

Licenciada Ledia Gutiérrez Lanzas
Psicóloga
Consultorio psicológico “Mente sana”
reparto Bello Horizonte B II 84
Teléfonos 2490536 Y 8 122460
E=lediagutierrez@cablenet.com.ni