Salud y Sexualidad

Suspenden servicio pornográfico

Protestan porque consideran que la empresa ha cruzado la línea que transfiere el problema de la accesibilidad de material pornográfico, haciéndolo aún más en el dominio público

Toronto / EFE
La compañía telefónica Telus suspendió el servicio que permitía a los usuarios descargar películas eróticas en sus teléfonos móviles ante las protestas de consumidores y otros grupos.
Los clientes de Telus Mobility podían descargar fotografías y películas eróticas por menos de cinco dólares.

Oleada de críticas
Tras la puesta en marcha del servicio en enero de este año, Telus se enfrentó a una oleada de críticas por su decisión e incluso la Iglesia Católica canadiense solicitó a los feligreses que no renovasen su suscripción con la segunda compañía telefónica del país.
El arzobispo de Vancouver, Raymond Roussin, afirmó que "Telus Mobility ha cruzado la línea que transfiere el problema de la accesibilidad de material pornográfico, haciéndolo aún más en el dominio público".
Roussin añadió que estaba considerando ordenar a instituciones católicas que cancelasen sus contratos con Telus Mobility.
Al mismo tiempo, un empresario de la provincia de Columbia Británica, Gordon Keast, demandó a la compañía después de que Telus rechazase su petición de cancelar su contrato por tres años a menos que pagase casi 600 dólares de multa.
Keast justificó su decisión de romper con Telus porque no quería que sus pagos ayudasen a sostener "un negocio pornográfico".

Empresa ‘tuerce el brazo’
El empresario, que se declara luterano, solicita a Telus casi 3 mil dólares por ruptura de contrato.
Esta misma semana, Telus había señalado que no estaba dispuesta a cancelar el servicio que ha sido utilizado por miles de usuarios.
Finalmente, la compañía afirmó que tras escuchar a sus clientes ha decidido cambiar su opinión.