Salud y Sexualidad

Potenciarán uso de circuncisión

Según estudios realizados por especialistas, la circuncisión masculina reduce a la mitad el riesgo de infectarse con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH)

Ginebra / EFE
La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Programa de la ONU contra el Sida (Onusida) estudiarán cómo utilizar la circuncisión para luchar contra la propagación del VIH, a la vista de los resultados obtenidos por la comunidad científica.
Ambas organizaciones celebraron la información que la revista especializada "The Lancet" publicará en su próximo número sobre los resultados detallados de dos pruebas efectuadas en Kenia y Uganda para determinar si la circuncisión masculina tienen un efecto protector contra la infección del VIH.

Gran potencial de prevención
Los resultados de los ensayos, terminados el pasado diciembre y practicados sobre 10 mil personas, demuestran que la probabilidad de transmisión heterosexual de la infección del virus cae en entre 50 y el 60 por ciento entre hombres circuncidados.
Una observación similar se recogió de otro estudio previo realizado en Sudáfrica en 2005 y supone "una contribución muy importante para la prevención del Sida", según el director del Departamento de Lucha contra el Sida de la OMS, Kevin de Cock.
En su opinión, "la circuncisión masculina tiene un gran potencial para prevenir la transmisión del virus".
Ambas organizaciones han convocado para este mes una reunión de expertos en la que se examinarán los resultados del descubrimiento de los científicos y se elaborarán recomendaciones para la práctica en buenas condiciones de la circuncisión.
La circuncisión masculina reduce a la mitad el riesgo de infectarse con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), según sendos estudios realizados en África por científicos de dos universidades estadounidenses.
Estas investigaciones, que recoge en su último número la revista "The Lancet", se unen a un estudio anterior hecho en Sudáfrica, que concluyó que esta práctica reduce en un 60 por ciento el riesgo de que los hombres puedan adquirir el VIH a través de relaciones íntimas heterosexuales.

Puede ser muy efectivo
La circuncisión --práctica religiosa obligada de judíos y musulmanes-- "puede ser de lo más efectivo, siempre y cuando no se entienda como un método aislado, sino como un elemento más de una serie de procedimientos para prevenir el VIH y para alcanzar una mayor higiene sexual", comenta Robert Bailey, líder del estudio de la Universidad de Illinois.
La Universidad para la que trabaja Bailey, localizada en la ciudad de Chicago, llevó a cabo su estudio en Kenia, con hombres de entre 18 y 24 años, a los que se dividió al azar en dos grupos, según si se les iba a circuncidar o no.

Riesgo reducido
El riesgo de infectarse con el virus del SIDA se redujo en aquellos circuncidados en un 53 por ciento, una cifra similar al 51 por ciento que arrojó el estudio de la Universidad Johns Hopkins, de Baltimore, para el que se reclutaron cinco mil adolescentes de Uganda de edades comprendidas entre los 15 y 19 años.
Si se tienen en cuenta estos resultados, el riesgo de la población masculina del planeta de adquirir el VIH se reduciría a la mitad si a los métodos ya tradicionales de prevención se les sumara la circuncisión, apuntan los expertos.