Salud y Sexualidad

El cigarrillo

Según un estudio realizado por expertos españoles, el tabaco puede provocar en las mujeres “sequedad vaginal y atrofia genital”.

Las mujeres que fuman tienen mayor riesgo de sufrir sequedad vaginal y atrofia genital, y de ver acelerada la menopausia y padecer disminución de los estrógenos a causa de esa adicción, indicaron especialistas españoles.
“El hábito tabáquico provoca arterosclerosis”, lo que deriva una “disminución del flujo sanguíneo, que en la mujer aumenta el riesgo de sequedad vaginal y atrofia genital”, dijo el director del Instituto de Salud y Medicina de la Mujer, Santiago Palacios.
El especialista emitió un comunicado tras el VII Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer (Samen) realizado en Madrid.
Todo ello “acelera y agrava de forma importante la falta de deseo sexual en la mujer o trastorno del deseo sexual hipoactivo, patología de la sexualidad más frecuente en la mujer”, señaló.
Dicha enfermedad, agregó Palacios, es la que “más empeora su calidad de vida y sobre la que más consultan al ginecólogo”.
Falta de deseo sexual
Aunque la disminución del deseo sexual en las mujeres es de origen psicológico, hormonal o una combinación de ambos, el tabaquismo “aumenta el riesgo de la falta de deseo sexual”, alertó también María Ángeles Planchuelo, titular de la Sociedad Española de Especialistas en Tabaquismo, en el mismo comunicado.
Planchuelo señaló que “la falta de conciencia del riesgo, el miedo a subir de peso y el convencimiento de que los cigarrillos light son menos dañinos, son las justificaciones más usuales que mantienen a la mujer en el hábito y dificultan su abandono”.
Tomado de Corrientesnoticias.com.ar