Salud y Sexualidad

El cáncer de mama

Es un crecimiento anormal y desordenado de las células de este tejido. En Latinoamérica, este mal ocupa el segundo lugar después del cáncer cervicouterino.

Doren Roa

Uno de los males más terribles después del Sida es el cáncer. Éste se expande en diversos lugares del organismo tales como el hígado, la próstata, el colon, páncreas, estómago, vejiga, la boca del esófago, entre otros; pero en esta ocasión nos vamos a enfocar en el cáncer de mama.
El cáncer de mama consiste, según el Dr. Horacio Mendoza, especialista en Ginecología Oncológica, “en un crecimiento anormal y desordenado de las células de este tejido”. En Latinoamérica, este mal ocupa el segundo lugar después del cáncer cervicouterino.
Factores de riesgo
“Existen factores de riesgo en el cáncer de mama, entre ellos, el sexo ya que éste se da principalmente en la mujer, aunque también puede afectar a los hombres, pero la probabilidad es mucho menor”, informó el Dr. Mendoza. Esto significa que uno de estos factores de riesgo se inclina más por el sexo femenino.
Otro factor involucrado es la edad, ya que cuando la paciente es mayor conlleva un aumento del número de cánceres. El 60% de los tumores de mama ocurren en mujeres de más de 60 años.
Del mismo modo los genes forman parte de los factores de riesgo porque existen dos genes identificados que cuando se produce algún cambio en ellos, se relacionan con una mayor probabilidad de desarrollar el cáncer de mama. A la vez, los antecedentes familiares cuentan porque cuando un pariente de primer grado (madre, hermana, hija) ha tenido cáncer de mama se duplica el riesgo de padecerlo.
Algunos datos importantes
Según datos estadísticos, una de cada ocho mujeres va a tener cáncer de mama y se calcula que el incremento de pacientes con este tipo de cáncer aumenta en un 1% por año. Por otra parte, el 70% de las pacientes que se realizan el autoexamen mamario se detectan a tiempo el cáncer. Además, el riesgo de padecer este mal incrementa en un 85% en mujeres mayores de 40 años.
El Dr. Horacio Mendoza, preocupado por el bienestar de las pacientes con escasos recursos económicos, informó que hay un par de instituciones que les brindan apoyo: “La Fundación Ortiz Gurdián y la Fundación María Auxiliadora existen en nuestro país para a brindar ayuda a estas mujeres”.
El autoexamen mamario
El consejo del especialista respecto al autoexamen mamario consiste en que “toda mujer debe realizárselo desde la menarca (primera menstruación) una vez por mes, exactamente diez días después de su ciclo menstrual. Antes no obtendría buenos resultados debido a que durante el ciclo menstrual los pechos se ponen duros e hinchados y por lo tanto no detectaría algún indicio de cáncer”, detalló Mendoza. Los pezones o areolas no deben estar retraídos ni hundidos.
Las mujeres menopáusicas deberán asociarla a un día del mes, pues conviene que se realice siempre en estados similares. De igual manera, es importante no olvidar la mamografía, la cual deben hacer pacientes mayores de 40 años. “Lo recomendable es hacerse una cada dos años y a partir de los 45, una por año en adelante hasta cumplir los 70”, aconsejó.
El proceso del autoexamen mamario
Colóquese frente al espejo con los pechos desnudos. Obsérvelos detenidamente para ver si nota algo diferente en ellos mientras sus manos están reposando en ambos lados del cuerpo. Para realizar su autoexamen mamario siga los siguientes pasos, los cuales fueron facilitados por el Dr. Mendoza:
* Con la yema de tres dedos hay que ir realizando movimientos circulares desde la parte más externa de la mama hacia el pezón, a modo de espiral.
* Otro movimiento que se puede realizar con los dedos es en forma de eses, ir recorriendo el seno de un lado al otro.
* El tercer movimiento es radial, comenzando desde el pezón hacia afuera. Hay que comprimir un poco el pezón y comprobar si se produce alguna secreción.
Una vez explorada la mama, hay que realizar la exploración de la axila para intentar descubrir la existencia de bultos en esta zona. El examen se deberá realizar en las dos mamas y axilas.
El Dr. Mendoza comentó al final que “el autoexamen mamario es para que la mujer conozca sus senos y así pueda detectar en algún momento cambios en la piel tales como camanances u hoyuelos, lóbulos o pelotitas, zonas enrojecidas y secreciones por el pezón. Cualquier elemento diferente que sus pechos presenten son material de duda y de visita al médico”, recomendó.
Agradecemos la colaboración del Dr. Horacio Mendoza, especialista en ginecología oncológica y cáncer ginecológico. Atiende en la Torre Médica Santa Elena, ubicada en el costado sur monte de los Olivos. Telfs.: 278-5169/278-7228. Además, en el Centro Oncológico Guadalupe, ubicado en Calle 14 de Septiembre, de la Tiendota, 50 vrs. abajo.