Salud y Sexualidad

Fertilidad masculina

Los volúmenes de semen descienden en un promedio de 0.3 ml. por año, mientras que su motilidad total baja en índice aproximado de 4.7 por ciento

Un estudio reciente demostró que los hombres disminuyen su capacidad de fecundar a medida que pasan los años, aunque de una forma moderada.
Esta investigación fue realizada por la Universidad de California, en Estados Unidos, en casi un centenar de hombres sanos y no fumadores que tenían entre 22 y 80 años, y confirmó que los volúmenes de semen descienden en un promedio de 0.3 ml. por año, mientras que su motilidad total baja en índice aproximado de 4.7 por ciento.
Y como justamente los volúmenes de semen y sus respectivas motilidades son dos factores que influyen decisivamente en la fertilidad, estas reducciones se asocian con una menor capacidad para lograr la procreación.
Los investigadores concluyeron que cuando un hombre sano y normal llega a los 50 años, el mismo ya cuenta con un 80 por ciento de probabilidades de tener una motilidad anormal, un 35 por ciento de chances de tener un bajo nivel de semen, y un 15 por ciento de posibilidades de poseer una baja cuenta espermática. Por su parte, a los 100 años, estos valores podrían llegar al 100, 80, y 50 por ciento, respectivamente.
Varían cada década
También se pudo saber cuáles son las cifras de espermatozoides móviles durante cada década de la vida de un hombre, las cuales constan de 97 millones entre los 20 y 29 años; de 65 millones, entre los 30 y 39; de 55 millones, entre los 40 y 49 años; de 48 millones, entre los 50 y 59 años; de 24 millones, entre los 60 y 69 años; y de 2.5 millones a partir de los 70 años.
Estos datos son especialmente importantes tomarse en cuenta por muchos hombres de en países donde la paternidad está comenzando a edades cada vez mayores, en especial a partir de los 35 años.
La investigación demostró que la caída de los valores espermáticos es lenta y progresiva, por lo que en hombres normales, la posibilidad de mantener la fertilidad podría extenderse incluso hasta los 90 años.
Sin embargo, no menos cierto es que a mayor calidad del semen, hay mayores posibilidades de fertilidad, ya que cuando existe una mayor cantidad de espermatozoides móviles, hay más chances que alguno de los mismos logre ascender por el aparato genital femenino para poder entrar al óvulo. Y se debe tener en cuenta que los espermatozoides móviles disminuyen casi un 5 por ciento anual.
Hombres que trabajen con plomo, en fábricas de pintura, herrerías, en la industria metalúrgica, en la plomería, en la minería, en la joyería, o en otros oficios afines son más propensos a tener problemas de fertilidad.
Sin embargo, en los últimos tiempos también se pudo saber que ciertos plásticos, como los que se usan para envolver alimentos, o bien algunos tipos de pesticidas, también están relacionados con los problemas de fertilidad.
Prevención
Los expertos aconsejan tomar siempre ciertas medidas de prevención, para no correr el riego de afectar la fecundidad. Las mismas tienen que ver con:
* Usar calzoncillos boxers, ya que los slips retienen calor, el cual disminuye la movilidad de los espermatozoides.
* Darse baños de agua fría, para poder eliminar el calor que recibe el área genital, luego de realizar ciertas actividades (manejar un auto, estar sentado todo el día) que puedan llegar a provocarlo.
* Consumir moderadamente grasas animales y vegetales, ya que se cree que esto sería beneficioso.
* No ingerir alcohol en exceso, ya que más de tres copas al día podrían afectar la reproducción de los espermatozoides.
Tomado de EnPlenitud.com