Salud y Sexualidad

El sonambulismo

Aunque científicamente se desconoce su origen, sí se sabe de algunas causas como el cansancio, la fatiga y el estrés, además de no respetar los horarios para dormir

A algunos nos causa risa escuchar a personas dormidas conversando, riendo, peleando y hasta llorando. Pero también podría asustarnos cuando durante el sueño se realizan otras actividades como caminar por toda la casa, salir de ella, encender electrodomésticos, todo bajo el completo dominio del subconsciente.
El sonambulismo no sólo se limita a realizar actividades pasivas. Se registran casos de personas que hacen sus necesidades fisiologías con los ojos abiertos “durante el sueño”. De hecho, una de las características de este padecimiento es la amnesia al siguiente día.

Algunas causas
Este trastorno que se da entre la tercera y cuarta etapa del sueño también se presenta en la infancia. Aunque científicamente se desconoce su origen, sí se sabe de algunas causas como el cansancio, la fatiga y el estrés, además de no respetar los horarios para dormir.
Otras causas que conllevan al sonambulismo es haber experimentado una vida con violencia o bien, vivido escenas de guerra o desastres naturales. En el caso de los niños, los programas televisivos con contenidos violentos provocan en la mayoría de los casos insomnio y por lo tanto, sonambulismo, según expresa la psicóloga Giovanna Daly.
Durante los repentinos mecanismos durante el sueño, los padres tienden a despertar a los niños, para Daly eso no representa ningún peligro siempre y cuando no sea de forma brusca. “Si está caminando, lo indicado es acercarse tomarlo de la mano y llevarlo a la cama”.
Otras medidas que los padres deben tomar según la psicóloga, es establecer un estricto horario de sueño. Dormir y despertar a determinada hora.
A diferencia de los niños, los adultos recuerdan las perturbaciones durante el sueño, sobre todo cuando son provocadas por vivencias violentas o extremas.

Más recomendaciones
Privatizar el sueño: no trasnochar y dormir las horas debidas.
No consumir alcohol en exceso.
No comer en altas horas de la noche.

* Agradecemos a la psicóloga Giovanna Daly por su colaboración. Teléfono. 2657188.