Salud y Sexualidad

Le reconstruyen pene

Ahora puede tener una vida sexual y sensaciones placenteras, aunque no tan intensas

Pekín / EFE
Un equipo de médicos chinos reconstruyó el pene de un hombre de 35 años al que un perro le había arrancado a mordiscos el aparato genital cuando era niño, informó la agencia estatal Xinhua.
En la complicada reconstrucción, los cirujanos utilizaron tejidos y músculos del pecho y huesos de la cadera, hasta formar un pene de 14 centímetros.
"Ahora puede tener una vida sexual y sensaciones placenteras, aunque no tan intensas, como otras personas, debido a que todavía no tiene testículos", explicó el cirujano jefe, Zhang Jiming, del hospital Sun Yat-sen, de Cantón (sur).
Durante todos estos años, el afectado, apellidado Zhen y empleado de una planta de maquinaria, sufría daños psicológicos y fisiológicas, ya que además de no disfrutar de las relaciones sexuales tenía problemas en el aparato urológico, una voz estridente y falta de cabello.

Reconstrucción y transplantes: una realidad
Hasta hace algunos años parecían algo inalcanzable, pero los trasplantes se han convertido en una alternativa real que permite sustituir tejidos dañados y órganos lesionados cuyo funcionamiento deficiente reduce la calidad de vida o podría provocar la muerte al paciente. Así, es cada vez más común oír de exitosas cirugías realizadas en todo el mundo para reemplazar riñón, corazón, páncreas o hígado.
Para nuestra sorpresa, las técnicas se siguen perfeccionando todos los días, y si ahora también podemos hablar de intervenciones experimentales para reemplazar una mano o un rostro, no es difícil pensar que en un futuro cercano se logre lo mismo con el pene.
Respecto a si este tipo de investigaciones se realizan en otras partes del mundo, especialistas de países como Estados Unidos, Inglaterra y Francia se han centrado en lograr intervenciones para restituir el rostro u otros tejidos, pero hay poca experiencia en el caso del pene.
Ello radica en que es más apremiante para la sociedad que se logre, por ejemplo, un trasplante de mano, debido a que son mucho más numerosos los pacientes que la requieren, sea por accidentes o enfermedades, como artritis reumatoide (padecimiento que genera inflamación y deformidad de las articulaciones).
Asimismo, aclara que el de pene es, como el de mano o rostro, un trasplante de tejidos compuestos, es decir, resulta altamente complejo, porque implica la unión y reconstrucción de numerosos elementos, como piel, hueso, tendones, cartílagos, músculos, vías sanguíneas y/o nervios.