Salud y Sexualidad

Inicio precoz de la lactancia materna

La lactancia materna precoz afirma más los vínculos físicos y emocionales entre la mamá y el niño

Amamantar al niño desde la primera media hora de nacido, tiene múltiples beneficios para la madre y para el bebé. Será la primera vacuna de inmunización del neonato y se le estará asegurando la reducción de posibilidades de enfermarse o morir, revela la especialista en nutrición de la Asociación Soya de Nicaragua (Soynica), Gabriela Martínez.
La especialista explica que amantar en la primera hora de vida es la consigna con la que se trata de sensibilizar al mundo hacia el potencial de salvar un millón de bebés cada año con la simple acción de que las madres proporcionen su leche al recién nacido casi de manera inmediata al parto.
Esto favorece el sostenimiento de la lactancia exclusiva, que conlleva a la reducción de morbilidad y de los costos de atención de salud por diarreas; además, reduce las posibilidades de infecciones respiratorias agudas y del oído. Dar esa oportunidad al bebé es la medida preventiva contra la mortalidad neonatal.

Afirmando vínculos
La lactancia materna precoz afirma más los vínculos físicos y emocionales entre la mamá y el niño. Inmediatamente después del nacimiento, el bebé se encuentra en un estado de alerta tranquilo, y quiere satisfacer su primer instinto de comer y asegurarse de la cercanía del pecho de su madre.
En estos momentos la madre reconoce los rasgos físicos de su bebé e intenta reconocer los códigos de comunicación de sus gestos y movimientos.
El bebé, por su parte, está dotado de habilidades sensoriales y neuromotoras que le permiten identificarse con su madre, buscar sus ojos, reconocer su olor, manifestarles sus necesidades y esperar de ella una respuesta.
El contacto temprano piel a piel favorece el hábito de la lactancia. A largo plazo prevendrá condiciones crónicas de obesidad, diabetes Tipo 1, colitis ulcerosa y favorecerá el coeficiente intelectual del afortunado, según señalan las últimas investigaciones en el ramo.

Favorece a madre y a hijo
En el contacto precoz, el niño aprovechará la primera producción de leche de su mamá, el calostro, fórmula maravillosa que le protegerá contra las infecciones.
Amamantar en la primera hora también favorecerá a la madre, porque ésta libera oxitocinas que le ayudarán a contraer el útero más rápidamente, disminuyendo la pérdida de sangre con la subsiguiente ventaja de evitarle posibles anemias. Disminuirá además los riesgos de cáncer de mama y de ovario.
Finalmente, la nutricionista Gabriela Martínez insta a las madres a manifestar este inmenso acto de amor que es el amamantamiento temprano, media hora después del parto. Proseguir con la lactancia exclusiva, mínima hasta los seis meses.

Asociación Soya de Nicaragua (Soynica)
De la entrada a La Fuente, cinco cuadras al sur, mano derecha.
htpp://www.soynica.org.ni
Email: soynica@soynica.org.ni, iec@soynica.org.ni