Salud y Sexualidad

Planean primer trasplante de útero

Una serie de pruebas llevadas a cabo en los últimos seis meses, han determinado que es posible utilizar úteros de mujeres fallecidas, como sucede en otros tipos de trasplante

Un grupo de médicos en Nueva York se plantea llevar a cabo lo que sería el primer trasplante de útero en EU, una técnica que beneficiaría a mujeres estériles por enfermedad o accidente que quieran tener hijos propios.
En declaraciones que publican medios locales, el doctor Giuseppe del Priore, que encabeza el equipo en el New York Downtown Hospital, explica que “el deseo de tener un hijo tiene una fuerza tremenda para muchas mujeres... Creemos que podemos ayudar a muchas mujeres a cumplir ese deseo tan básico”.
Con el ‘visto bueno’
El consejo ético del hospital ya ha dado el visto bueno al procedimiento, aunque el centro advierte de que aún pasará algún tiempo hasta que empiece a practicar la técnica.
El equipo que encabeza Del Priore acaba de terminar una serie de pruebas llevadas a cabo en los últimos seis meses y que han determinado que es posible utilizar úteros de mujeres fallecidas, como sucede en otros tipos de trasplante.
Además, una vez que la mujer hubiera concebido y dado a luz, se le retiraría el útero implantado para evitar que tuviera que estar tomando medicamentos anti-rechazo toda su vida.
Hasta ahora sólo se conoce un intento de trasplantar un útero, en Arabia Saudí en 2002. Entonces, los médicos indicaron que se había implantado el órgano de una mujer de 46 años a una de 26, que había perdido el suyo por una hemorragia tras el nacimiento de su primer hijo.
En aquel caso, los expertos tuvieron que extraer el útero implantado después de 99 días por problemas de coágulos, aunque calificaron el experimento de éxito.
Prácticas en animales
En esta ocasión, los médicos neoyorquinos efectuaron los trasplantes en ratas, cerdos, conejos y un mono.
Entre otras cosas, llegaron a la conclusión de que pueden evitar los problemas del caso ‘saudí’ implantando arterias más gruesas junto al útero.
“Creo que estamos preparados”, explicó Del Priore. “Siempre hay más cosas que se pueden hacer, pero sabiendo lo que otros colegas en este campo han hecho y lo que nosotros hemos hecho, creemos que se puede lograr perfectamente”.