Salud y Sexualidad

Emociones tóxicas

Algunas emociones tienen efectos como pérdida de la luminosidad de la piel, se producen brotes de acné en personas propensas, acumulamos grasa en el abdomen y comemos en exceso; causan pérdida del cabello, aceleración de la aparición de arrugas y líneas de expresión

Nuestra salud y belleza están ligadas. Como lo dijo Hipócrates: “Mente sana en cuerpo sano”. Imagínate el cuerpo como una ciudad, casi todo en la ciudad está ligado o relacionado, las calles conectan a otras calles y avenidas, la electricidad está en todas partes, lo mismo que el teléfono y otras conexiones, éste sería el cuerpo.
Imagínate que la actividad magnética, las conexiones inalámbricas, los celulares, son las emociones. Aunque no puedes verlas, sabes que están allí y son tan reales como las conexiones físicas, ambas están relacionadas e interconectadas.
En el cuerpo paso algo similar. Las emociones afectan nuestra mente y nuestras hormonas. Las emociones afectan directamente algunos órganos físicos, tal es el caso de emociones fuertes y su acción en el corazón y la circulación sanguínea.
Efectos negativos
Algunas emociones nos afectan de forma negativa. No es necesariamente que las emociones sean malas, las tenemos porque las necesitamos, pero en exceso nos dañan. Éstas son algunas de ellas:
Tristeza y angustia
Ansiedad
Depresión leve y melancolía
Temor constante
Celos
Resentimiento
Rencor
Estrés
El tener estas emociones constantemente tiene consecuencias negativas a nivel físico, emocional y en las relaciones con otras personas. Nos privan de momentos de felicidad tanto a nosotros como a aquellos que nos rodean.
Según varios estudios de prestigiosas instituciones, las emociones están ligadas a algunos tipos de cáncer, depresión y otras enfermedades mentales; problemas sociales, baja productividad, problemas de fertilidad, abuso y violencia; abuso de sustancias, obsesiones y mucho más.
Efectos en nuestra belleza
Además de lo anterior, afectan nuestro aspecto físico y nuestra belleza. Nuestra piel pierde luminosidad, producen brotes de acné en personas propensas, acumulamos grasa en el abdomen y comemos en exceso; causan pérdida del cabello, aceleración de la aparición de arrugas, líneas de expresión y otros.
Al desmejorar nuestra imagen, nuestra autoestima decae, afectando aún más el estado emocional de la persona afectada.
Trata de identificar si tú tienes alguna o algunas de estas emociones frecuentemente, en la mayoría de los casos hay formas sencillas de controlarlas. En casos crónicos se puede necesitar terapia.
Tomado de www.lindisima.com