Salud y Sexualidad

El amor erótico

Expertos precisan que una relación basada exclusivamente en este tipo de amor siempre termina en fracaso

Toda relación de pareja se inicia a partir del “amor erótico”. Sin embargo, un matrimonio basado sólo en el “amor erótico” es una “relación de alto riesgo, que generalmente lleva al divorcio”, esto según el psicólogo Manuel García, quien defiende la necesidad de basar los vínculos amorosos en un “amor verdadero” que permita una relación de pareja larga y satisfactoria.
García explicó que casi todas las relaciones de pareja se inician a partir del amor erótico, en el que se busca el placer propio y se aborda a la otra persona como un ‘objeto’ que posee unas cualidades que nos gustan, que no tienen por qué ser de carácter físico, pero de las que se quiere disfrutar.
Los descubrimientos
El experto precisó que una relación basada exclusivamente en este tipo de amor siempre termina en fracaso, porque tarde o temprano se descubren “cualidades” de la pareja que “no eran lo que pensábamos”.
Esta situación se produce porque al habituarnos al otro se reduce el placer que nos produce el disfrute de nuestra pareja y se descubren aspectos de ella que no tienen por qué agradarnos.
El psicólogo aclaró que, sin embargo, algunas de estas relaciones (cuando hay comprensión y madurez) pueden ir un paso más allá y llegan al amor verdadero, una situación en la que, además de pretender el disfrute de las cualidades del otro, también se desea su bienestar y la persona encamina sus acciones a buscar el bien del cónyuge.
“Es lo contrario al amor erótico —explicó—, pues en una relación de amor verdadero no se pide, sino que se ofrece, porque amor significa dar”.
Para una relación estable
Por su parte, la también psicóloga, Ángela Magaz propuso dos grandes pactos a las parejas que quieran que su relación sea prolongada en el tiempo. El primero de ellos está basado en la lealtad y el segundo en la alegría que hay que intentar mantener en la relación, para no perder el deseo de estar con la otra persona.
Magaz comentó que el matrimonio “puede ser muy bueno” para ambos miembros de la pareja, si cada uno cuida del otro, porque ambos consiguen amor, seguridad y compañía, cosas que todos los seres humanos necesitan y contribuyen a mejorar su salud.
Tomado de www.masmasculino.com