Salud y Sexualidad

Matrimonio sin sexo

El “sexo sin matrimonio” ya existía, y no era negocio

En China, una agencia matrimonial concierta matrimonios entre personas que no tendrán relaciones sexuales una vez casados.
En la ciudad de Changchun, en la provincia nororiental china de Jilin, se ha abierto una agencia para matrimonios sin sexo.
Aprovecha disfunciones sexuales
Se trata de una mujer, hija de un médico, que se alertó del alto número de pacientes que se acercaban a su padre manifestándole que habían perdido el apetito sexual.
En seguida vislumbró que había un filón para un nuevo negocio: “matrimonio sin sexo”, ya que el “sexo sin matrimonio” ya existía, y no era negocio.
De ese modo decidió abrir su agencia para emparejar a personas que no pueden o no quieren practicar el sexo, pero que aún así desean con toda su fuerza formar una familia o, por lo menos, combatir la soledad.
En los primeros 20 días ha recibido más de 200 llamadas telefónicas solicitando información sobre sus servicios y más de 30 personas se han apuntado en esta agencia matrimonial.
El sexo como una “carga”
La experiencia no es tan inusual, en los consultorios femeninos cada vez hay más mujeres que declaran que sus maridos llevan meses o años sin querer mantener relaciones con ellas y sin querer tomar medidas medicinales para remediarlo.
De hecho, hay hombres con bajos niveles de testosterona que pueden pasarse la vida sin sexo. También es muy usual la actitud femenina de aceptación de las relaciones sexuales como una carga y no como un placer.
Con los nuevos avances en estimulantes sexuales por inhalación puede que el negocio de esta agencia china no sea tan floreciente. Se trata de medicamentos que actúan directamente sobre el cerebro generando artificialmente el apetito sexual, pero actualmente están en una fase muy experimental en Japón.
Estos medicamentos tienen la ventaja de que sirven tanto para hombres como para mujeres.
Pero al margen de las preferencias de cada uno, impresiona comprobar la diversidad del ser humano y cómo prevalece siempre el deseo de unión, aunque sea inventando fórmulas contra natura, como el matrimonio sin sexo. El lema de esta agencia podría ser: para los que son diferentes pero quieren lo mismo que el resto: no estar solos.