Salud y Sexualidad

¿Es posible enamorarse sin desear?

El amor se puede separar de la sexualidad con los años, pero en una etapa inicial generalmente van unidos de la mano

Ojalá enamorarse fuese algo voluntario, que pudiésemos someter a control, pero el amor y el sexo, juntos o por separado, se disfrazan de modo que nos resulta complicado rechazarlos o simplemente identificarlos.
El sociólogo italiano Francesco Alberoni, revolucionario en teorías sobre el sexo y el amor, no coincide con la idea de “amor libre” y afirma que “igual que cuando estás borracho no disfrutás del vino, el máximo placer sólo lo obtenés con una persona; la orgía es un estado de euforia nada más”.
Amor y pasión erótica
Alberoni hace una gran diferencia entre el enamoramiento real y la pasión erótica. Asegura que para vivir plenamente debés experimentar todos los tipos de amor: el amor auténtico, el amor pasional y el amor irracional. Pero el enamoramiento sólo es auténtico si la persona amada es el único sujeto posible e insustituible de amor. Vivir para la persona amada es la versión idílica del amor, y si conseguís llegar a ese estado de armonía, el amor trasciende a un nivel que los rodea a los dos.
Según Alberoni, lo primero que buscamos en una nueva relación es un amor pasional, intenso, para que llene el momento, sin pensar en un futuro más lejano que la mañana siguiente.
El temor a perder
El amor a primera vista es una utopía para Alberoni. Aunque es cierto que una persona puede sufrir un flechazo y sentir amor en un segundo, debe ser también capaz de amar a la persona cuando conozca sus diferentes facetas. De lo contrario, el amor a primera vista no habrá sido verdadero, sino “pasión disfrazada de amor”.
Lo más curioso del enamoramiento es que aumenta ante el temor a perder a la persona amada. Muchas veces la pasión reaparece cuando se piensa que se va a perder a la persona amada.