Salud y Sexualidad

En perfecto estado de salud

La última etapa de la vida es el resultado de nuestra juventud, de nuestro estilo de vida y alimentación, y de los cuidados que nos prodigamos

Con un estilo de vida natural y equilibrado se puede vivir sano, alegre y optimista hasta la vejez, y finalmente morir, como decían los naturistas antiguos, “en perfecto estado de salud”.
A los 35 años de edad se llega, ordinariamente, tanto la mujer como el hombre, a la plenitud de todas sus facultades, de ahí se inicia un lento descenso, dependiendo de la constitución genética o estilo de vida, hasta los 65 años, donde la curva empieza a tocar el piso.

Cuidados
Una persona de la tercera de edad debe cuidar en primer lugar su cuerpo. Debe observarlo diariamente, sus piernas, piel, articulaciones, digestión, presión, órganos sexuales, órganos de los sentidos y sueño.
El ejercicio diario, el tai chi, entre otros, son indispensables; además de los masajes y la acupuntura para rehabilitar sus energías. También debe poner atención a su mente, mantenerla distraída en actividades varias, incluyendo la recreación y no reciclando el pasado o los problemas cotidianos.
Debe cuidar su entorno, manejarlo en orden, retirando lo que no es útil; clasificando su ropa, medicinas, fotos, objetos de recuerdo y otras actividades. Tiene que hacerse un horario y no estar a la deriva cada día. Debe ponerse metas a corto u mediano plazo, y al final del día revisar cómo ha transcurrido todo para así autoestimularse y seguir adelante. Por otra parte debe tener su previsión económica y ser ahorrativo.
Otra recomendación es evitar comer copiosamente, su desayuno debe ser sólo de frutas, jugos o yogurt; pan integral o tortilla. Su almuerzo arroz o pastas o papas; pero sólo uno de estos alimentos; ensalada siempre, vegetales cocinados, no exactamente cocidos; proteínas como pollo, pescado, aguacate, soya y una o dos veces por semana sin carnes. Cenar temprano, tomar mucha agua. Saltear productos lácteos y huevos.
No consumir gaseosas, pan blanco, comidas rápidas y típicas como mondongo, vaho, cerdo, nacatamales de cerdo, “sustancias”, cajetas, refrescos “naturales”, café, licor y tabaco.

El paso de la experiencia
La vejez tiene limitaciones, sin embargo, se acumulan excelentes resultados para quienes han querido aprovechar su vida: serenidad de juicio, madurez, experiencia en muchas áreas, historia personal y social acumulada y muchas intimidades. El proceso de envejecimiento está condicionado por cambios en el cuerpo y funciones, en su estilo de vida y modo de dar y recibir afecto, y cambios en cuanto a las metas y logros, ya a un plazo más perentorio.
Vivir una vida sana, armoniosa, solidaria y con visión de futuro asegura una tercera edad exitosa. Para eso es necesario aprender de la educación y de las experiencias de la vida, reflexionar, meditar y orar, y no centrarse en los conflictos familiares y sociales o del oportunismo.
El 70 por ciento de los problemas que tienen los miembros de la tercera edad es que llevan en su corazón, brazos, cartera y mente los problemas ajenos y no los suyos, lo que hace que no se cuiden o atiendan adecuadamente.

TOME NOTA
Francisco Picado, naturista y acupuntor, le ayuda en sus enfermedad con plantas y acupuntura; masajes y sauna; regulación de peso y balance de energías. El 6 de octubre inicia el curso de Comida Vegetariana. Asista. Clínica de Terapias Naturales, antiguo cine Rex, 75 v al lago, mano derecha. Telf.: 244 2888. Cel.: 861 7881. Email: terapiasnat@yahoo.com