Salud y Sexualidad

Las carnes vegetales

Una buena idea para las personas que desean bajar de peso o nivelar el colesterol, ácido úrico, triglicéridos, controlar la diabetes o sustituir proteínas, inclusive la de los lácteos

Un plato con carne vegetal bien preparado, además de sano, nutritivo y sabroso, no tiene nada que envidiar a un plato de carne animal.
Las carnes vegetales no son indispensables en la dieta de un vegetariano o vegano, pero ayudan a diversificar los menús. Es una buena idea para las personas que progresivamente quieren hacerse vegetarianas o para las que desean bajar de peso o nivelar el colesterol, ácido úrico, triglicéridos, control de la diabetes o sustituir proteínas, inclusive la de los lácteos.
Gluten o hesitan
La proteína del trigo llamada gluten se separa del almidón del salvado, se amasa, se lava y se cocina. Después se pone a marinar igual que las carnes animales con especias, tomando el mismo sabor que éstas, pues al fin y al cabo, son las especias o condimentos las que le dan el sabor a las carnes.
Tiene un 25 % de proteínas y la textura y color son iguales a los de la de la carne. Se puede hacer bistec, milanesa, en trozos, pinchos, estofado, aliños, hamburguesas y hasta nacatamales. El gluten es bajo en calorías y de fácil digestión, por lo que es adecuado para toda la familia. A todo esto hay que imaginar culinariamente el uso dentro del plato de comida de arroz, pastas, ensaladas, vegetales, aderezos o salsas.
El tofu
El tofu es el queso de soya. Es como un queso suave y no presenta los problemas que da el queso animal, colesterol y ácido úrico. Sus propiedades son igual a las de las otras proteínas, ya que favorece la calcificación y el crecimiento de los niños, mejora la tonicidad muscular, sobre todo para los que hacen ejercicios.
Inclusive, sirve en la medicina natural como emplastos o cataplasmas. Se puede poner hacer con verduras, frito, en las sopas, en ensaladas y como relleno, como los de lasaña o chiltomas rellenas.
Carne de soya (chorizo)
Posiblemente éste es el producto más conocido en nuestro medio. Es fácil de obtener y muy rico. Resulta, generalmente, de la preparación de la horchata o leche de soya. Por un lado sale la leche de soya, la cual es excelente, y se puede tomar en sabores o al natural.
También puede transformar esa leche en cuajada, queso o tofu. En ambos casos, de lo que queda, que se le llama gaspacho o payana de soya, condimentándolo a lo “nica” hace usted una pasta llamada “chorizo de soya”, usted lo puede hacer como cualquier comida criolla, de ahí saca, si desea, albóndigas, salpicón, carne molida para hamburguesas, tortitas de carne, entre otras formas de prepararla.
Algunas personas ponen un poco de pollo y otros ingredientes y hacen una pasta para sandwich. También se prepara con trigo o con soya excelentes chicharrones. A mí me gustan más los de trigo y los venden en la tiendas de productos alimenticios naturales.
Algunas casas comerciales venden ya preparada o texturizada la carne de soya y es de excelente calidad, la encuentra en supermercados del país o, también, los puede hacer en casa. Una libra de soya vale entre 4 y 5 córdobas y con eso tiene comida para dos veces de excelente calidad: leche, chorizo, tofu y hasta maní de soya si con un poquito de aceite pone a tostar las semillas en una sartén. ¡Buen provecho y a comer carne vegetal!
La Clínica de Terapias Naturales ofrece: consulta naturistas y de acupuntura: masajes y sauna; reducción de peso, superación personal y productos. Antiguo Cine Rex, 75 vrs. al lago. T. 244 28e88 Cel: 861 7881 E-Mail: terapiasnat@yahoo.com