Salud y Sexualidad

El amor obsesivo

El enamoramiento es una atracción irresistible hacia la persona que nos llega a absorber casi por completo

Estar enamorado no sólo es de adolescentes, todos nos enamoramos, los niños, los adultos y hasta los ancianos. Mientras se esté vivo se tienen sentimientos, y el amor es eso: es uno de los sentimientos más profundos. Éste tiene sus matices y el estar enamorado es una manifestación alterada y exacerbada de nuestras actitudes.
Así, muy asustado me visitó en mi consultorio un señor de cincuenta y cinco años, quien me comentó su experiencia: "Estoy angustiado, ansioso, con dificultad para concentrarme en mi trabajo, tengo insomnio, alterado el apetito, el motivo es que estoy enamorado, fue un flechazazo de ambas partes. Sentí algo que jamás había experimentado, una sensación maravillosa, siento un lleno total con sólo estar cerca de ella.
“El problema es que soy un hombre comprometido, con hijos mayores, de 20 y 22 años, siempre dedicado a mi hogar, a mi trabajo, he sido responsable en todo y con todos, pero ahora me asalta esta situación que siento que ya no puedo vivir así. Necesito con urgencia resolver esto, estoy dispuesto a renunciar a lo que he construido en toda mi vida, porque no soporto más estar separado de mi nuevo amor."
La explicación que le di fue que el estar enamorado es una sensación semejante a una adicción, que es un estado de embriaguez y placer total. En el enamoramiento se alteran la conciencia y las percepciones, se exacerba la sensibilidad y a veces la preocupación constante por los pensamientos y las querencias de la persona amada cobra tintes obsesivos.
Asimismo, la necesidad de verla, de saber cosas de ella, provoca conductas a menudo compulsivas.
Sicopatología del enamorado
El enamoramiento es una atracción irresistible hacia la persona que nos llega a absorber casi por completo. El estado de ánimo puede ser patológico, como el síntoma de ciertas enfermedades, entre las cuales las siquiátricas son las más relevantes.
Y dentro de esta sicopatología la más evidente es la depresión (con su estado de ánimo triste, melancólico y desesperado).
No se debe olvidar que los estados de ánimo están sometidos al equilibrio-desequilibrio de los neurotransmisores cerebrales.
Por lo tanto, bajo este estado de "enamoramiento" o amor obsesivo se aconseja no tomar decisiones, mucho menos tan transcendentales, es preferible darse un tiempo mientras pasa el delirio y se puede razonar.
Puede ser peligroso
El estado de enamoramiento puede ser peligroso, como un espejismo, algo pasajero, una trampa para el enamorado o enamorada.
Que no se interprete que no creo en el enamoramiento o que es malo. Sí existe y es maravilloso, pero, de todas formas, en cualquier situación que nos encontremos bajo estos efectos hay que tener mucho cuidado, mientras se alcanza el equilibrio de pensar con la razón y con el corazón, de tener conciencia de lo que está pasando.
Esto es algo que podés controlar y que las decisiones que vas a tomar no sean las equivocadas, máxime cuando tenés un hogar establecido, una familia que cuidar y toda una vida construida.

Lic. Ledia Gutiérrez Lanzas
Psicóloga clínica
Consultorio psicológico Mente Sana
Reparto Bello Horizonte B II 84
Teléfonos 2490536 Y 8-122460
E-lediagutierrez@cablenet.com.ni