Salud y Sexualidad

¡Los parásitos acechan!

Los parásitos se pueden evitar, controlar y echar de nuestro cuerpo y de nuestro medio ambiente. Para eso se necesita educación en salud, mejor nivel de vida y vida sana

Si hay algo repugnante, peligroso y pernicioso son los parásitos que hospedamos en nuestro cuerpo, pues conllevan malestar, enfermedades y si los dejás mucho tiempo son difíciles de expulsar y pueden causar la muerte.
Estos seres vivos los percibimos sin darnos cuenta o sin tener conciencia de ello, ya que son microscópicos y no los podemos observar. Hacen su hábitat en nuestras entrañas u órganos, afectándonos gravemente e infestando a toda la familia.
Evítelos y contrólelos
Los parásitos se pueden evitar, controlar y echar de nuestro cuerpo y de nuestro medio ambiente. Para eso se necesita educación en salud, mejor nivel de vida, vida sana y natural; hacerse exámenes periódicamente y tomar la medicina adecuada, natural o de farmacia. Conozcamos algunos de ellos, para saber cómo combatirlos.
El giardiasis
Se encuentra, sobre todo, en los sectores promiscuos y de poca higiene. Las personas con el sistema inmunológico bajo lo captan con más rapidez, lo mismo que por el contacto con animales domésticos.
Se aloja en el intestino y viaja a la vesícula, páncreas e hígado. Los síntomas que presenta la infección son: diarrea, flatulencias, dolor abdominal, vómito, dolor de cabeza, dispepsia, alergias, etc.
La amebiasis
La infestación la provoca la Entamoeba histolytica que vive en el intestino grueso, pero que puede viajar por la sangre a los pulmones, hígado y cerebro, pudiendo causar gran daño. Existe mucho en nuestro país y el mayor almacén es cada uno de los nicaragüenses portadores.
La transmisión se da en las heces fecales, aguas contaminadas, moscas, cucarachas y animales domésticos. Síntomas: deshidratación, hemorragia, apendicitis, úlceras en el colon, absceso hepático o en otros órganos vitales. Según la complicación así son los exámenes y tratamientos.
El ascaridiasis
Éstas son las conocidas lombrices que tanto atacan a los niños de nuestros países, dado el alto índice de pobreza e insalubridad que tenemos. La transmisión es por vía fecal – oral. Desagradablemente, las lombrices en sus diferentes estados de crecimiento “pasean” casi tres meses por el hígado, corazón, bronquios, intestino delgado, pulmones, entre otros.
Otros parásitos
La tricocefalosis: ésta es la famosa Trichuris Trichiura. Afecta más a los niños hasta los 15 años de edad, al adquirirlo por contaminación con agua. Se aloja en el colon, sobre todo en el apéndice.
El oxiuriasis: es pequeño y su daño lo ejerce al salir por el ano, cuando estamos acostados, infestando al que llegue a dormir a esa misma cama. Ordinariamente da picor en el ano y al rascarse quedan en las uñas y de ahí se transmite a donde lleve los dedos, si no se lava las manos constantemente.
La triquinosis: se adquiere por comer carne de cerdo con “semilla”. Cuando se aloja en el cerebro o en partes vitales puede causar mucho daño, parálisis o la muerte.
Consejos: tome agua hervida o clorinada, lave bien las verduras y frutas; no coma carnes, a menos que sean procesadas y o que estén bien cocidas, extreme las medidas de higiene en las manos, boca, genitales y ano; no coma comidas en la calle, controle sus animales domésticos. La medicina natural, tan antigua como los parásitos mismos, tiene tratamientos para todo tipo de parásitos, asimismo, la cura la pueden encontrar en las medicinas químicas. En ambos casos, hágase examinar sus heces y visite a su naturista, médico o centro de salud.
La Clínica de Terapias Naturales ofrece: consulta naturista y acupuntura; masajes y sauna; reducción de peso y balance de energías.
Pregunte por el curso:
“Cocina y dieta vegetariana”.
Antiguo Cine Rex 75 v. lago.
T. 244 2888 Cel: 861 7881
E-mail: naturistas@mixmail.com