Salud y Sexualidad

Riesgos químicos en consoladores sexuales


La organización ecologista Greenpeace-México advirtió de la presencia de sustancias tóxicas en juguetes sexuales, como dildos (consoladores) y vibradores comercializados en el país del norte de América.
Los activistas señalan en un comunicado que el riesgo de encontrar suavizantes tóxicos en juguetes sexuales vendidos en México es mucho mayor que en Europa, “ya que no hay ningún control en el uso de sustancias tóxicas”.
Los agentes tóxicos cuya posible presencia denuncian, denominados “ftalatos” (químicos que flexibilizan y suavizan el policloruro de vinilo, PVC), no son biodegradables y pueden ser dañinos, incluso en cantidades muy pequeñas, según la organización.
Regular materiales utilizados
Los ecologistas basan su advertencia en un estudio realizado en Holanda, donde se encontraron altas concentraciones de estos agentes en siete de ocho juguetes sexuales analizados.
La organización ecologista reclama que se legisle para evitar que sustancias químicas tóxicas pongan en riesgo la salud de las personas y su sexualidad.
La UE prohibió en 2005 el uso de “ftalatos” en los juguetes infantiles, a causa de su toxicidad, lo que llevó a la industria juguetera a buscar sustitutos no dañinos para la salud, según los activistas.
Evitar productos tóxicos
En 1998, la Secretaría (ministerio) de Salud mexicana emitió una recomendación para que se evitara la importación, producción y comercialización de juguetes de PVC blandos, por considerarlos altamente dañinos, agrega el comunicado.
Una encuesta realizada en México, en 2004, que reseña la nota de los ecologistas, señala que el 9.5 por ciento de los mexicanos ha empleado alguna vez juguetes sexuales.