Salud y Sexualidad

Los cálculos renales

Este mal está asociado a la exagerada absorción de calcio o al mal funcionamiento de la glándula endocrina paratiroides

Cada vez mucho más personas padecen de cálculos renales, los cuales son producidos por la saturación en la orina de ácido úrico, fosfatos y oxalatos, que al cristalizarse por deficiencia inmunológica o alteración del “PH” de la orina, afectan cualquier parte del tracto urinario. Es bueno saber cómo prevenirlos, extraerlos y curarse.
Síntomas y tipos
Este problema produce un dolor que se inicia en la parte superior de la espalda, hacia la parte baja del abdomen y la ingle, “orinadera”, orina con pus y sangre o falta de producción de orina.
Cuando el cálculo se desprende por la uretra puede producir un dolor agudo. Algunas veces produce fiebre y escalofríos. Pueden ser pequeños o grandes. La mayor parte de los cálculos son de oxalato de calcio, el resto puede ser de ácido úrico, fosfato de magnesio o amonio y de cistina.
Están asociados a la exagerada absorción de calcio o al mal funcionamiento de la glándula endocrina paratiroides. Hay otras causas como el consumo excesivo de carbohidratos, azúcar o por no tomar suficiente agua. El consumo exagerado de carne y grasa animal favorece este problema, lo mismo que el periodo de embarazo y lactancia. También hay razones hereditarias. Si salen cálculos, guárdelos para que su naturista o médico los analice.
Las dietas de comida rápida, ingesta de proteína animal en vez de vegetal, hacen que cada vez más personas en proporción de 1 a 10 vayan padeciendo más de este penoso mal.
La realidad es que somos lo que comemos y casi todas las enfermedades que afectan a los nicaragüenses están relacionadas con la falta de alimentos adecuados o a los excesos de azúcar, grasa, sal y productos artificiales.
Autocontrol
Usted puede evitar esta nefasta molestia evitando la ingesta exagerada de leche y productos lácteos, sobre todo los que llevan mucha sal y crema; igualmente el consumo desmedido de antiácidos.
Los cálculos salen por sí solos y puede que esto suceda varias veces. Sin embargo, hay tratamientos naturales y de medicina alopática para expulsarlos. Hay que investigar bien la causa para atender así de fondo el problema.
De antemano señalo que la mejor manera de evitar, sacar y no volver a tener cálculos es tornándose vegetariano en su estilo vegano, es decir, el que no toma nada de carne ni subproductos.
El vegano sólo consume cereales, frutas, verduras, hortalizas, semillas, soya y gluten para proteína fuerte, mucha fibra y agua, y todo eso favorece la no formación de ácido úrico, oxalato, colesterol, etc.
Consejos
Para aliviar el dolor tome el jugo de un limón en un vaso de ocho onzas de agua hasta que el dolor baje. Tome suficiente agua todo el día, pero por la mañana, un vaso de agua tibia con limón.
En el desayuno acostumbre un vaso de jugo de frutas con verduras que contenga siempre zanahoria. Tengo que recordar que limite al máximo la sal y la ingesta de gaseosas. Hay que retirar, por el contenido de ácido oxálico, los siguientes alimentos: remolachas, huevos, pescado, perejil, ayote, pipián. No tome bebidas alcohólicas, café, chocolate, cocoa y té negro.
Evite las reposterías y dulcería. Un consejo importante es el ejercicio, dado que esto hace mantener el torrente sanguíneo en acción y no permite que las sales se sedimenten tan rápido.
Excelente es el sauna, dado que hace que la sangre se lave, igualmente la acupuntura, que tiene su propia estrategia para deshacer cálculos y predisponer al organismo para que no aparezcan más. En cuanto a hierbas, se recomienda el jugo de sábila, el ginkgo biloba, golden seal o sello de oro, cola de caballo, llantén, diente de león y fenogreco.
TOME NOTA
La Clínica de Terapias Naturales ofrece: consulta naturista y acupuntura; masaje y sauna; reducción de peso y balance de energías. Pregunte por el curso: “Cocina y dieta vegetariana”. Antiguo Cine Rex, 75 vrs al lago. Telf.: 244 2888 Cel.: 861 7881. E-mail: naturistas@mixmail.com