Salud y Sexualidad

Proteína involucrada en pérdida de memoria

Los esfuerzos investigativos podrían conducir al desarrollo de nuevas formas para aliviar los síntomas de enfermedades como el Alzheimer

Washington / EFE
Investigadores estadounidenses descubrieron una proteína que es crucial en las funciones de un mensajero químico del cerebro que proporciona a una persona la capacidad de reconocer objetos y personas.
Cuando los niveles de esa proteína se reducen, el individuo comienza a perder la memoria y a mostrar síntomas similares a los del mal de Alzheimer, una enfermedad neurológica progresiva e incurable.
La acetilcolina
Según los científicos del Centro Médico de la Universidad de Duke, la proteína recicla una sustancia llamada "acetilcolina", que es la que transporta los mensajes entre las neuronas.
En un informe publicado en la revista "Neuron", los científicos señalan que los animales modificados genéticamente con defectos en esa proteína han mostrado síntomas parecidos a los del Alzheimer, entre ellos la incapacidad de reconocer caras familiares.
"Al usar ratones genéticamente modificados como modelos para Alzheimer, podemos aprender más acerca del circuito neuronal del cerebro", señaló Marc Caron, participante en la investigación y profesor de biología celular del Centro Médico.
Añadió que esos esfuerzos podrían conducir al desarrollo de nuevas formas para aliviar los síntomas de la enfermedad.
Búsqueda de medicamento
En concreto, según Marco Prado, profesor de Farmacología de la Universidad Federal de Minas Gerais (Brasil), quien participó en la investigación, sus resultados podrían ayudar en la búsqueda de medicamentos que mejoren la función de la acetilcolina en el cerebro.
"Esto es importante, porque se cree que la disminución de la acetilcolina reduce a su vez la función cognitiva en los ancianos y está vinculada a los síntomas cognitivos y de conducta en Alzheimer", señaló.
En su imparable progresión, el mal de Alzheimer, que afecta principalmente a hombres y mujeres mayores de 65 años, provoca la demencia y por último, la muerte.
Sólo en Estados Unidos, la enfermedad causa anualmente la muerte de unas 100 mil personas.