Salud y Sexualidad

La mecanoterapia

A diferencia de otras terapias relajadoras, la mecanoterapia busca fortalecer tu cuerpo a través de ejercicios con diversos aparatos mecánicos

La mecanoterapia se define como el “método terapéutico basado en el uso de aparatos que producen determinados movimientos en el cuerpo humano”.
La mecanoterapia comenzó a usarse desde la antigüedad utilizando mesas, camillas, pesas, jaulas, entre otros aparatos mecánicos ingeniados para darle soluciones a los intensos dolores provocados por las batallas y las caídas de caballos.
Es una de las ramas de la fisioterapia que busca, entre otras cosas, agilizar o dar pasividad a ciertos movimientos corporales e incluso a partes traumadas de la anatomía. Esta es otra técnica de recuperación que intenta recuperar a los pacientes que por accidente o de nacimiento presentan irregularidades físicas.
Combinado con otras técnicas
En nuestro país, debido al alto costo que representan los aparatos que facilitan la realización de la mecanoterapia, son pocas las clínicas que dan este tipo de servicios. Aquellas que sí lo ofrecen, deben estar sujetas a las importaciones de los ingenios mecánicos en su mayoría proveniente de Europa.
Al igual que la mayoría de los tratamientos, la mecanoterapia irá en dependencia de cada diagnóstico. Para cada problema, se le receta un ejercicio que por lo general va acompañado de terapia térmica para calentar las articulaciones y mejorar los movimientos musculares con problemas.
La especialista en ortopedia Dr. Tatyana Oshepkova asegura que entre otras técnicas de la mecanoterapia es utilizar la parafina, la cual es muy efectiva para el calentamiento muscular.
Diferente a la fisioterapia
Otra técnica muy parecida y que empezó a utilizarse casi al mismo tiempo es la fisioterapia, que entre sus herramientas principales están el uso de las manos para los diferentes tipos de masajes especializados.
Según Oshepkova, lo que diferencia a la mecanoterapia de la fisioterapia, es que ésta última incluye dentro de su menú: masajes, pilates y electroterapia, pero no requiere de ejercicios, fuerzas ni mecánica. Y en su mayoría de casos los pacientes que presentan fracturas o inmovilidad en alguno de sus músculos, precisan hacer ejercicios con máquinas, “porque este tratamiento se aplica perfectamente para la inmovilidad de piernas, brazos y dedos que a menudo no sólo necesitan de masajes”.
Oshepkova afirma que los beneficios de la mecanoterapia son exitosos si el paciente está dispuesto a recuperarse, y que en los pacientes que se han presentado con inmovilidad “se ha visto total recuperación de sus movimientos”.
La doctora, aparte de trabajar la mecanoterapia, se encarga de pacientes con problemas neuro-músculo- esqueléticos, hidroterapia, masajes para adultos, niños o embarazadas.