Salud y Sexualidad

Sexo antes de los 16 años

Un estudio mostró que la precocidad sexual de los brasileños es mayor entre las clases menos favorecidas

Río de Janeiro / EFE -Dos de cada tres jóvenes brasileños inició su vida sexual antes de cumplir 16 años, según un estudio realizado por la Unesco y divulgado por el semanario "Istoé".
De acuerdo con el estudio "Juventud, juventudes: lo que nos une y nos separa", que encuestó a 10 mil adolescentes con menos de 18 años en todo el país, un 66,5 por ciento de los entrevistados dijo que tuvo su primera relación sexual antes de cumplir los 16 años.
Un 16,1 por ciento de los encuestados aseguró que inició su vida sexual antes de cumplir 13 años.
El estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), que resultó en un trabajo de 470 páginas, fue coordinado por las sociólogas Miriam Abramovay y Mary García Castro.
Sexo precoz
"Los números impresionan. Ellos (los adolescentes) comienzan la actividad sexual cada vez más temprano", según Abramovay.
El estudio mostró que la precocidad sexual es mayor entre las clases menos favorecidas.
Mientras que un 16,8 por ciento de los adolescentes de menores recursos inicia su vida sexual antes de cumplir 13 años, ese porcentaje cae al 13,9 por ciento entre los de mayores recursos.
Según el estudio, el 20,7 por ciento de los padres brasileños, es decir uno de cada cinco, permite que sus hijos adolescentes duerman en casa con sus respectivos compañeros.
Embarazada antes de los 20
La encuesta mostró igualmente que un 29,3 por ciento de las jóvenes quedó embarazada antes de cumplir 20 años.
De éstas, un 15,5 por ciento quiso abortar el primero de sus hijos y otro 11,12 por ciento intentó sin éxito interrumpir ese embarazo.
El 20 por ciento de los hombres dijo que deseó que sus respectivas novias hubieran abortado la primera vez que quedaron embarazadas.
Aborto
Las jóvenes con renta superior relataron cuatro veces más casos de aborto que las de menores recursos, en tanto que las de mayor nivel educativo contaron tres veces más relatos de aborto que las de baja escolaridad.
Ello obedece a que las jóvenes de mayor renta tienen mayores posibilidades de acudir a las clínicas clandestinas.
Las especialistas explicaron que la idea de que las adolescentes de menor renta son las que más practican abortos obedece a que las encuestas oficiales generalmente se refieren a jóvenes que tuvieron que acudir a médicos de hospitales públicos tras sufrir problemas con abortos mal realizados por personas no cualificadas.