Salud y Sexualidad

Diana no estaba embarazada

Teoría de supuesta conspiración de familia real británica por embarazo se derrumba

Londres / EFE
Un testigo de la autopsia de Diana de Gales ha negado que la princesa estuviera embarazada en el momento de su muerte, como sostiene el dueño de los grandes almacenes londinenses Harrods, el millonario egipcio Mohamed Al Fayed.
Robert Thompson, Director de una morgue de Londres en la que se hizo el examen del cadáver, sostiene ese dato en el documental "¿Quién mató a Diana", que la televisión británica "Sky One" emitió esta semana.
¿Conspiración?
Al Fayed mantiene que el accidente automovilístico que acabó con la vida de Lady Di en 1997 en París se debió a una conspiración orquestada por la familia real británica porque la princesa estaba embarazada de su hijo, Dody Al Fayed, muerto también en el siniestro.
Según el millonario egipcio, el cadáver de Diana fue embalsamado en Francia, antes de su traslado al Reino Unido, para eliminar las pruebas del embarazo.
Sin embargo, Thompson asegura que el embalsamamiento no fue completo, ya que sólo cubría el cuerpo de cintura para arriba, y que se efectuó por motivos estéticos para garantizar la buena presencia del rostro de Lady Di.
Especialistas hablan
"No vi ninguna prueba del embarazo en el cuerpo. Mi conclusión debe ser que no estaba embarazada", afirma el responsable de la morgue.
Además, el patólogo del Ministerio del Interior del Reino Unido que practicó la autopsia, Robert Chapman, le confirmó a Thompson ese extremo con la frase: "Bien, no estaba embarazada".
En el documental también interviene Frederic Mailliez, el médico francés que atendió a la moribunda princesa minutos después del accidente, quien niega la versión de Al Fayed de que Diana declaró su amor por Dodi antes de fallecer.
"Cuando llegué (al lugar de la tragedia), ella no estaba consciente. Sólo gemía y movía las manos y los brazos en todas las direcciones. Eso demostraba que sentía dolor. Pero no pudo pronunciar una palabra", señala Mailliez.
Diana de Gales falleció el 31 de agosto de 1997, junto a Dodi Al Fayed y el conductor Henri Paul, al colisionar la limusina en la que viajaba contra una columna del parisino túnel de Alma.
Investigación continúa
Actualmente, John Stevens, ex comisario jefe de Scotland Yard, dirige una investigación para aclarar las circunstancias de la muerte de Lady Di.
En 1999, un juez francés concluyó que el accidente ocurrió porque el chofer conducía bajo la influencia del alcohol y de los antidepresivos, tras analizar las pesquisas contenidas en un informe que nunca se hizo público.