Salud y Sexualidad

Para detectar mal de Alzheimer

Los tratamientos potenciales del Alzheimer probablemente tengan mayor eficacia contra los devastadores trastornos de la función cerebral causados por la enfermedad

Científicos estadounidenses anunciaron esta semana que han desarrollado un nuevo método rápido e indoloro para detectar los primeros indicios del mal de Alzheimer, una enfermedad neurológica progresiva e incurable.
En un informe publicado por la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences”, los científicos del Instituto de Neurociencias Blanchette Rockefeller señalaron que la prueba consiste en la detección de una enzima que reacciona de manera anormal en la piel de pacientes con la enfermedad.
Hasta ahora la enfermedad, que afecta principalmente a personas de edad avanzada, se diagnostica mediante evaluaciones psiquiátricas.
Según cifras de los Institutos Nacionales de la Salud, en Estados Unidos hay unos 4.5 millones de personas que sufren la enfermedad.
Más fácil y rápido
Este nuevo método no sólo sería fácil y rápido, sino que también sería el más preciso en el diagnóstico de la enfermedad que lleva a sus víctimas a la demencia y, en última instancia, a la muerte, según los científicos.
Daniel Alkon, uno de los investigadores del estudio, explica en el informe que la enfermedad es difícil de distinguir de otro tipo de demencias en sus primeras manifestaciones.
El nuevo método permitiría una detección precoz, cuando los medicamentos pueden ser más efectivos, según manifiesta.
Detección oportuna
Los tratamientos potenciales del Alzheimer probablemente tengan mayor eficacia contra los devastadores trastornos de la función cerebral, los que inevitablemente se desarrollan después de cuatro o más años, añade.
Según los científicos, el Alzheimer estimula un cambio en una enzima llamada “MAP Kinasa Erk 1/2”.
En el examen de tejido extraído de personas muertas debido a diferentes enfermedades los científicos descubrieron que la enzima tenía un comportamiento diferente cuando el deceso había sido causado por el Alzheimer.
En el estudio se analizaron tejidos de personas que habían muerto de otro tipo de demencia y en ellos no se advirtieron cambios en la enzima, señalaron.