Salud y Sexualidad

El busto de Hillary Clinton

Clinton está al tanto del busto y fue invitada por el Museo para su develización

Un provocativo busto de Hillary Clinton fue desvelado el 9 de agosto en el Museo del Sexo de Nueva York, por su creador.
El autor del “Busto Presidencial” es Daniel Edwards, el mismo artista estadounidense que meses atrás generó controversia con la exhibición de una escultura de Britney Spears dando a luz de forma natural --y sensual-- sobre una alfombra de piel de oso.
En su nuevo tributo la senadora por Nueva York es representada de forma realista, con una mirada altiva, la clavícula al descubierto y los senos desbordantes de un escote bajo de encajes para “retratar su poder sexual, que algunas personas consideran amenazante”.
“Traté de esculpirla lo más fielmente posible, incluyendo un rostro madurado por la experiencia. Es mucho más revelador que un busto corriente, que suelen tapar mucho”, dijo Edwards en la presentación de su obra a la prensa.
Cómo surgió la idea
Su idea de crear el busto de la senadora Clinton surgió a raíz de un comentario de la actriz Sharon Stone de que “Hillary es fantástica”, pero “es muy pronto para lanzarse a la presidencia”.
En opinión de Stone, “puede sonar raro, pero una mujer debería esperar el ocaso de su sexualidad para lanzarse. Hillary aún tiene poder sexual, y no creo que la gente lo acepte. Es muy amenazador”.
Edwards dice que la intención del busto no es hacer un comentario político, sino “revelar a Hillary Clinton como una mujer en todos los sentidos de la palabra”.
El artista, que con esta pieza y el monumento a Britney Spears parece llamado a convertirse en el escultor de la “sensualidad de mujeres célebres”, argumenta que “las personas que pueden transmitir un mensaje efectivamente son las que son más públicas”.
Haciendo historia
Hillary Clinton, además, “es la que lidera las encuestas de quién puede asumir la presidencia de EU”, con lo cual está “haciendo historia”.
Un sondeo publicado por la firma Gallup indica que Hillary Clinton tiene una ventaja importante sobre otros contendientes en la nominación a la candidatura presidencial por el Partido Demócrata, y que tiene más oportunidad de derrotar a cualquier candidato presidencial republicano en las elecciones de 2008.
Según Edwards, la escultura y el arte en general permiten “promover un mejor debate sobre los asuntos que necesitan ser discutidos”. “Ésta es mi contribución a este hecho histórico”, apuntó.
Para el Museo del Sexo, que conoció la obra de Edwards a raíz de la polémica escultura de Britney Spears exhibida en una galería neoyorquina, mostrar esta obra es perfectamente compatible con la misión de la institución.
Clinton como invitada especial
Clinton, que está al tanto del busto y de hecho fue invitada por el Museo para su desvelo, es, según Vollmer, “lo suficientemente inteligente para entender que, sea o no sea de su gusto, se trata de una pieza de arte”.
Para el boceto, Edwards utilizó como referencias fotografías de la senadora, incluidas unas en traje de baño. El dibujo preliminar y el proceso de ejecución de la escultura fueron documentados por el cineasta argentino A.D Calvo en un cortometraje de ocho minutos.
La pieza, que se expondrá sólo por seis semanas en el Museo, despierta otras preguntas, como: ¿Será que el poderío sexual de la pareja Clinton podría ser en la competida escena política de EU una poderosa carta bajo la manga?