Salud y Sexualidad

Encuesta


“Sí, y me sentí mal porque esas cosas son una ofensa. Recuerdo que me gritaron en la calle: “Qué rico trasero”, pero con la palabra vulgar”.
Iván Cruz, 19 años
Estilista
“Nunca me han lanzado uno, pero si lo hicieran consideraría que piropos así tan fuertes vienen de gente inculta, porque de la gente delicada y educada sólo se escuchan piropos dulces”.
Duvivier Castillo, 50 años
Estilista
“Claro que sí. Me hacen sentir bien porque todavía tengo buenos ánimos, es decir, me siento joven todavía... no recuerdo ninguno ahora, pero me han gustado”.
Freddy Antonio Rodríguez, 44 años
Conductor
“No, gracias a Dios no me han lanzado ninguno. Si lo hicieran me sentiría mal porque eso es horrible que le digan vulgaridades a uno en media calle”.
Sandra Oporta, 36 años
Encargada de tienda
“Sí, los he recibido, y me siento terrible porque te faltan al respeto. Me ven en la calle de lo más normal, y me dicen cosas obscenas; para mí es vergonzoso”.
Marlin Calvo, 21 años
Estudiante
“Sí me han dicho cosas así, y me sentí incómoda porque no es apropiado. Me sentí molesta, ofendida y avergonzada. Ahora no recuerdo, ni quiero hacerlo, cuáles fueron esas vulgaridades”.
Keylin Canda, 18 años
Estudiante