Salud y Sexualidad

Sexhoróscopo

(Del viernes 4 al jueves 10 de agosto de 2006)

ARIES: En pleno apogeo del bacanal agostino, los arianos de ambos sexos andan calenturientos, no quieren dejar pasar esta oportunidad anual. Son 10 días que deben hacer historia y, por supuesto, no desperdiciarán esta valiosa oportunidad. Su promesa consiste en ser feliz y hacer lo mismo con la pareja. Se disfrazarán de diablito o diablita. ¿Qué pasará? Pues diabluras en el cuarto.
TAURO: Aunque terrenales y más comedidos, los Toros no pueden pasar por alto que son parte importante de estas festividades y hay que asumir el reto, saben que no tienen que echarse ni para agarrar impulso. En posición de ataque, Tauro se apresta a embestir amorosamente a su “tora” y lo hará como siempre, fuerte y tiernamente, ardiente y pasional; el final es de esperarse que sea orgásmico.
GÉMINIS: Mercurio y Venus alumbrándoles a los y las Gemelas el sendero de la felicidad, por este signo no existe portillo, no hay tranca que frene el jolgorio. Mercurio presta o brinda el carro viajero, Venus le llena el baúl de sus artes amatorias y pasionales. Esta combinación va a producir goce sexual, pero también una advertencia, cuidado con un bebé, si se descuida habrá descendencia para el año próximo.
CÁNCER: Que dicha la de ustedes Cangrejos, cuentan con el beneplácito de Venus acompañada de Mercurio y una excelente Luna llena antes de que finalicen las fiestas patronales. Con este cuadro planetario pueden hacer hazañas eróticas que rebasen el libro Guinnes, tal vez de para otro Kama Sutra. Todo radica en que se quiten el conservadurismo y se tiren al ruedo del amor, ahí todo tiro es carne, no se detengan.
LEO: Tampoco existe motivo de queja en esta casa astral, para ello el Sol y Saturno se combinan y les favorecen, además, ya sienten la llegada de otros dos planetas, ahí quedarán cubiertos todos los flancos, no habrá escape de la cama, menos del cuarto. Inclusive prometen cumplir todos los requerimientos de su media naranja, de paso le darán su ración adicional, por tanto, no se preocupen del todo.
VIRGO: Sienten el empuje de Marte y la calidez lunar, ambos elementos le hacen perder, al menos por este período, algo de sensatez y serenidad, olvidando un poco sus propios esquemas o renovando ideas ya bastante absolutas. Eso permite abrir su mente a nuevas propuestas eróticas, por ejemplo, hacer el amor al descubierto en la madrugada y cobijados (as) por ese próximo y estupendo plenilunio.
LIBRA: También se sienten alborotados los (as) hijos de la balanza, sienten la necesidad de hacer más vida social de tal forma que se aumente su círculo amistoso, tal vez por esa vía salte una liebre amorosa que les conduzca a un puerto (¿o cama?) diferente, novedoso. Sin ningún prejuicio se lanzan a la aventura, estancarse es pecar, por lo menos otros horizontes pueden deparar alguna sorpresa.
ESCORPIÓN: Alegría, pero cautela, es el lema del Alacrán en esta etapa, no es mala fórmula dada las condiciones en que vivimos. Pretenden gozar con precaución, lo uno no quita lo otro. Tienen el apoyo de Júpiter, un arcoiris de oportunidades amorosas a la vista, es ahí donde entra en juego su regente previniéndoles. Escorpión hará suya estas fiestas, gozándolas, pero a su modo.
SAGITARIO: La Luna y Júpiter se combinan para llevarles de la mano camino de la felicidad. El cuadro está totalmente rayado, sólo tienen que ponerse en la frecuencia debida y a brindar Arquero. El esplendor brilla en tu habitación o donde vayas, con la advertencia que la mesura es más provechosa que glotonería. Si pretendés más de una pareja, se te puede complicar la existencia.
CAPRICORNIO: Parece que esa Luna llena se alía con Leo para brindarte más felicidad de la que esperabas, pues ándale a recoger el guante antes que alguien se lo plante. La tradición no significa estancamiento, cada año o cada día deben mejorar las cosas o por lo menos variarlas, para que la rutina no se vuelva en contra de ustedes. Hoy hacen el amor en la cama, mañana en la hamaca o las 04:00 hrs.
ACUARIO: Un plenilunio, que es un estallido de estrellas en la frente, un hongo nuclear te hace pasar otra dimensión erótica, vas a saborear los placeres de otra galaxia, no sabrás si sos cuerpo o espíritu, si es un orgasmo o una serie de siete encadenados uno tras otro. Tu vida y destino serán, de aquí en adelante, una revolución, cada célula de tu organismo pedirá y dará erotismo. Dame algo.
PISCIS: Algo tristones porque Acuario se les llevó la tajada mayor, lo bueno de Piscis es que no se amilana y rebusca en su alforja algo de la reserva que siempre mantiene. ¿Un consolador? No. ¿Un (a) muñeco (a) de goma? Tampoco. ¿Vaselina? Tal vez sea útil (una ubicación de una pareja pasada) ¡Eureka! Ahí está la salvación, a marcar el paso, porque esa sí dejó huella en el bajo vientre. Por algo estaba en la alforja.