Salud y Sexualidad

Crestor revierte problemas coronarios

Los datos presentados por la empresa Asteroid fueron dados a conocer en la 55ta Sesión Científica Anual de la Sociedad Norteamericana de Cardiología

Un estudio de dos años de duración demostró que el medicamento Crestor (rosuvastatina) revirtió la acumulación de placa en las arterias de los pacientes con evidencia de enfermedad arterial coronaria.
Es la primera vez que una estatina (fármaco que reduce el colesterol cuyo nombre genérico es Crestor) demostró la regresión de la aterosclerosis en un estudio clínico de gran escala. Esto combinado con una dieta sana.
Los datos presentados por la empresa Asteroid fueron dados a conocer en la 55ta Sesión Científica Anual de la Sociedad Norteamericana de Cardiología (ACC, por sus siglas en inglés) y mostraron que la acumulación de la placa en las arterias se redujo entre un 7 y 9 por ciento.
Principal causa de muerte
En Nicaragua, el doctor José Ángel Montiel, Director del Centro Nacional de Cardiología, el doctor Leonardo D´Trinidad, Presidente de la Asociación Nacional de Cardiología, el doctor José Inocente Uriarte, cardiólogo del Hospital Metropolitano, Ex Presidente de la Asociación Nacional de Cardiología, y Judith Rodríguez, Gerente General de AstrataZeneca presentaron el estudio y brindaron un conversatorio para profundizar acerca de las enfermedades coronarias que son la principal causa de muerte a nivel mundial.
Los especialistas indicaron que uno de los factores de riesgos que provoca un infarto en la persona se conoce como colesterol alto o malo. Aunque también se conoce el colesterol bueno. El colesterol malo se deposita en las paredes de la arteria y mediante los años se convierte en una placa de grasa que obstruye la arteria coronaria y provoca el infarto.
Muerte silenciosa
El infarto cardiaco en la mayoría de los casos llega en silencio. Según los especialistas, las personas no llegan a sentir ningún síntoma cuando presentan un problema en la arteria coronaria, sino es hasta que la muerte se encarga de avisar que algo estaba mal.
Otros factores de riesgos están ligados a la herencia genética, el ambiente y la dieta alimenticia. Las personas que no mantienen una alimentación sana que incluya frutas frescas y legumbres, además de realizar alguna actividad física corren mayor riesgo.
La edad más peligrosa en una persona con probabilidades de sufrir un ataque cardiaco se estima en los hombres después de los 45 años y en las mujeres después de los 50 años. Esto no significa que una jovencita o un joven de 15, 20, 25 años esté fuera de peligro. Siempre existe la amenaza.
Los especialistas recomiendan a todas las personas realizarse al menos una vez al año un examen denominado perfil lipidito, el que determina las probabilidades de que una persona pueda sufrir o no un ataque cardiaco.
Tratamiento y prevención
Ante la alarma de que las enfermedades coronarias son uno de los principales factores de muerte en las personas, los médicos señalan que es necesaria la prevención mediante los consejos anteriores. Pero para quienes tienen grandes posibilidades de sufrirla se les recomienda tomar tratamientos.
“La obstrucción de las arterias coronarias se puede prevenir y mejorar con un tratamiento. Indicaron que la edad de riesgos para sufrir un infarto se ubica en hombres arriba”, señaló el doctor Montiel, Director del Centro Nacional de Cardiología.