Salud y Sexualidad

La vida rural

El campo no sólo puede darnos aire fresco y más tranquilidad, sino que también puede proveernos de los beneficios de una vida más saludable

Los citadinos añoran un pedacito de tierra en el campo o disfrutan mucho cuando salen a dar una vuelta a lo rural o a la playa. Y es que en el campo está lo natural, los alimentos, el aire puro, y la vida discurre más tranquila, sin el bullicio.
Con un poco de reflexión, decisión, creatividad y sobre todo medios, cualquiera puede vivir mucho mejor en el campo. Posiblemente la mayor dificultad es la distancia hacia las ciudades.
En el campo usted es más productor, en la ciudad es más consumidor. Con media, una o dos manzanas de terreno pueden producir muchas frutas, verduras, carnes y subproductos que vender. Si no dispone de todo el tiempo, puede ayudarse de familiares o empleados, para el que tiene las posibilidades.
Cómo hacerlo y los beneficios
El terreno debe tener agua o facilidad para obtenerla y buen acceso de entrada o salida. Defina las áreas para siembras cíclicas, permanentes, instalaciones para animales, bodega y vigilancia. La vivienda debe ubicarse en un lugar estratégico.
Las casas en el campo se hacen un poco más amplias, porque hay más terreno y es necesaria una bodega apartada de la casa para guardar herramientas, insumos o productos de la cosecha.
Con una o dos manzanas puede tener una o dos vacas lecheras. El mantenimiento no debe ser el tradicional, sino semi estabulado con pasto y concentrado. De estos animales se obtendrá suficiente leche para tomar y vender, lo mismo que subproductos. Cuando tienen crías las repone, vende o destaza. Puede tener ovejas sin lana y cabros. Estos últimos suelen ser criticados por traviesos, pero si los cuida son manejables.
Es fácil hacer un gallinero para 12 ponedoras y un gallo. Ahí tendrá suficientes huevos de amor y carne de pollo sin hormonas, la cual puede congelar y mantener. Si gusta de los cerdos, puede tener uno o dos de raza, bien cuidados, para sacar todos los subproductos que ofrecen.
Haga todo con mediana tecnología, es decir, con concentrado, bebederos y comederos automáticos, control de vacunas, etc.
Puede poseer conejos igual que peces, tilapias o guapotes. Todo mundo puede hacer esto --yo ya lo he hecho sin ser agrónomo--, pero es mucho mejor si un profesional le asesora.
Frutas y verduras
Puede sembrar verduras y legumbres, todo depende del clima. De las frutas siembre variedades. Por ejemplo, un árbol de mango, aguacate, naranja, limón, guayaba, nancite, níspero, anona, coco, granadillas, icacos, bananos, sandía y melón.
Puede hacer su huerto de plantas medicinales y jardinería. Todos estos productos son naturales, orgánicos y no transgénicos.
En cuanto a la energía, si hay eléctrica, está bien, si no, podemos usar la natural, del agua, el viento, acumuladores, digestores, baterías y hasta solar.
Muchas veces nos quejamos de los tiempos y las políticas económicas de los estados, pero realmente, la única fuente de felicidad está en la vida del campo.
Hay más necesidades, pero éstas son las auténticas, el resto es accesorio, progreso, tecnología, estilos de vida, necesidades creadas o superfluas. Debemos gozar de los adelantos de la tecnología, pero no olvidar nuestros orígenes o fuentes.
La Clínica de Terapias Naturales ofrece: consulta naturista y acupuntura; masajes y sauna, reducción de peso y productos. Pregunte por el curso: “Acupuntura para profesionales de la salud”. Antiguo Cine Rex, 75 varas al lago. Telf: 244 2888. Cel: 861 7881. E-mail: naturistas@mixmail.com