Salud y Sexualidad

Los sexshops: una alternativa poco usual

Si la monotonía te ha puesto entre la espada y la cama, o el aburrimiento amenaza con acabar con tu relación, es mejor que des un toque de variedad a la pasión

Si la situación en la relación de pareja se ha tornado gris e incluso hecho comentarios sólo para hacer “ruido” en medio del apocalíptico silencio y nada resulta sugestivo, aún hay esperanzas.
Es muy probable que la tarea de reconquistar o fortalecer a tu pareja no sea nada sencillo, sobre todo cuando el deseo sexual se ha estatizado y sostener relaciones sexuales ni siquiera es parte de la rutina.
Lo que muchas parejas hacen es probar otras opciones. Quizá no todas las parejas con bajas en el deseo sexual crean que los accesorios o juguetes sexuales puedan ayudar en algo, pero se equivocan.
Los especialistas en sexualidad no ven mal el uso de los juguetes eróticos, porque “le agregan un sabor distinto a la relación”.
Muy eficaces
El especialista sobre sexualidad Oscar Espino expresa que los estimulantes sexuales o juguetes son muy útiles en la pareja y desempeñan dos funciones: “Sirven para dar variedad a la relación y mejorar la calidad sexual, también como tratamiento para aquellas mujeres a las que les duele o temen ser penetradas, y aquí estos juguetes juegan un papel muy importante”.
El doctor Espino plantea que la monotonía está determinada por el factor cultural, sobre todo en las parejas jóvenes, “a pesar de que hoy se habla de sexo más que antes, los tabúes no cesan. Y las parejas jóvenes siguen con la misma tendencia de antes, no le dan variedad a la relación, y eso los lleva a la rutina, y la rutina, al desinterés sexual, cuando te das cuenta ya ni siquiera hacen el amor”, asimismo, la errónea concepción del sexo ha marcado las costumbres de nuestra sociedad, pues “lo vemos mal”, afirma Espino.
No es pornografía
El uso de los diversos accesorios y juguetes sexuales no debe ser considerado pornografía. El doctor afirma que la gente olvida que la sexualidad es parte de nuestra salud, “si una mujer tiene un problema de salud sexual, y como medicamento se le receta un dispositivo como estimulante, hay que aceptarlo, porque es parte de sus derechos”.
Algunas personas sostienen que en el amor, el sexo no lo es todo. Sin embargo, la realidad nos dice otra cosa. Muchas pasiones han acabado porque no había satisfacción, y aseguran que el amor y el sexo son como ambas piernas, si tienes una, irás cojeando en tu andar; incluso hay quienes te lo advierten cantando, “porque se vuelve una rutina, la caricia más divina, el amor acaba”.
El menú
Según la terapeuta Flor Sánchez, para mejorar todos los aspectos de la sexualidad hay tanta variedad como colores, es decir, muchas cosas por hacer. Según la especialista, pueden ser útiles para aquellas parejas que son muy conservadoras, temerosas de usar los objetos de estimulación sexual. Si sos de ese tipo de personas, podés elegir del menú que la terapeuta de aconseja.

• Bañarse juntos con poca o sin nada de luz.
• En estas noches frías, un masaje corporal no le cae mal a nadie.
• La ropa íntima muy sexy siempre es útil.
• Al hablar frente a frente, parpadea lentamente varias veces.
• Háblale al oído.
• Contesta con una sonrisa.
• Intenta nuevas posiciones al hacer el amor.

Una vuelta por las tiendas
Aunque en nuestro país son pocas las tiendas que se han aventurado a ofrecerles a las personas los diversos accesorios y juguetes sexuales, las pocas que existen tienen la variedad necesaria para saciar el gusto y el placer de todos.
Una de éstas es la tienda Erotix. Según Carlos Guillén, copropietario, la diversidad de productos es lo que más llama la atención de las personas que los visitan. Guillén señala que les visitan todo tipo de personas, a quienes se les atiende con la mayor naturalidad y respeto que se merecen; acuden parejas de todas las opciones sexuales.
Carlos Guillén expresa que entre lo que más se demanda en este palacio de juguetes y accesorios eróticos, se encuentran los vibradores, que van desde los 17 dólares hasta los 90, dependiendo del tamaño y la actividad que realicen. Otros accesorios son revistas triple X y DVD de diversos contenidos, con precios desde 17 hasta 30 dólares.