Salud y Sexualidad

No se daña a quien se ama

Algunas mujeres sufren por años, fingiendo ser felices, simulando ante sus hijos que todo está bien, pero en silencio viven las más grandes humillaciones

Quien ama procura todo el bien y la felicidad para el ser amado, en las parejas se da mucho aquello de que pase lo que pase, “si estoy con vos es porque te amo”, así puede ser la infidelidad, un golpe, una palabra grosera, aislamiento, indiferencia.
Muchas de las personas que reciben maltrato, excusan que esto es real, ya que la prueba es que su pareja permanece a su lado, y que les provee de todo, ¡de todo lo material, y nada de lo afectivo, menos de respeto y lo esencial: el amor!
Una experiencia
Alternaba con una paciente acerca de lo que ella vive desde hace treinta años, “nunca me ha dicho la palabra amor, un te quiero, jamás se ha preocupado por cómo me siento, qué necesito, un detalle, en todos estos años no ha tenido un regalo para mi cumpleaños, él decide lo que debo comer, cómo debo vestir, dónde debo ir, con quién debo salir, critica lo que digo, lo que pienso. Es más, no tengo derecho a opinar. En las relaciones sexuales es él quien decide dónde, cuándo y cómo, y si falla me culpa y golpea”.
¿Qué opina usted de esta exposición, será que hay alguien que crea que esto es amor?
Es más, cuando se sometió a la terapia estaba en una crisis depresiva y había intentado quitarse la vida. Me externó que ahora que estaba decidida a cambiar, a no dejarse maltratar más, él le confesó su amor, estaba confundida y se cuestionaba ¿por qué le decía que la amaba y la maltrataba? Entonces ella creyó que verdaderamente él la amaba.
Esta mujer ha sufrido por años, fingiendo ser feliz, simulando ante sus hijos que todo está bien, pero en silencio vive las más grandes humillaciones, los más crueles maltratos. Someterse a lo más degradante, como es la sumisión, sujeta a un dictador, un opresor, que se alimenta de la fragilidad de su pareja, de permitir ser poseída por una verdugo, por alguien que en realidad no sabe qué es amor.
No deje que le dañen
Por favor, créalo, ¡nadie daña a quien ama! Ni nadie que se ama deja que la dañen, ésta es una verdad incuestionable. Es el caso típico del que odia y hace presa a su pareja manteniéndola alejada de toda posibilidad de expresión, de libertad, de mantener su identidad.
Que a usted no se le olvide: nadie que ama hace daño. Quien crea lo contrario, tiene que cuidar de su autoestima, y cuidarse con quien vive, puede ser una persona psicópata o un misógino.
El amor tiene otros matices, es hermoso, placentero, alegre, da grandes satisfacciones, ennoblece, opera como un aliciente, no deprime, al contrario, da vida, esperanza, ternura, libertad, es la capacidad de dar y recibir, de cuidar y hacer sentir bien al otro y así mismo.

LIC. LEDIA GUTIÉRREZ LANZAS
PSICÓLOGA CLÍNICA
CONSULTORIO PSICOLÓGICO MENTE SANA
REPARTO BELLO HORIZONTE, B II 84
TELÉFONOS 2490536 Y 8122460
E-lediagutierrez@cablenetc.com.ni