Salud y Sexualidad

La diabetes juvenil

La diabetes Tipo 1 surge cuando por error el cuerpo reconoce parte de sí mismo como extraño, y destruye a las células productoras de insulina a como se destruye un virus cualquiera

A pesar de que el Tipo 1 es menos frecuente entre adultos, es necesario conocer un poco más sobre este tipo diabetes, la cual es la enfermedad crónica más frecuente entre la población infantil.
A menudo es llamada diabetes juvenil, porque es diagnosticada en la niñez y la adolescencia. También se le llama diabetes insulina dependiente, porque las personas que la padecen no sobreviven muchos días o semanas sin una inyección de insulina.
En el Tipo 1, el páncreas, o más precisamente las células especializadas en la producción de insulina, han sido destruidas y no la producen más en las cantidades necesarias. Como esta destrucción es gradual, en ciertos casos algunas células con más larga vida todavía producen cantidades menores de insulina que permiten que un paciente sobreviva por algunos días o semanas.
La destrucción de las células es muy compleja, ésta se logra gracias al sistema inmunológico, que generalmente está encargado de defender el cuerpo de organismos foráneos, y es por eso que la comunidad científica llama a la diabetes Tipo 1 una enfermedad auto-inmune, lo cual significa que, por error, el cuerpo reconoce parte de sí mismo como extraño o peligroso, y como consecuencia lógica, lo destruye a como se destruye un virus como el del catarro común, por ejemplo.
El desarrollo de la diabetes
Científicos hablan de “susceptibilidad genética”, lo cual sugiere en términos simples que para desarrollar la enfermedad, en tus cromosomas tienen que existir ciertos genes --digamos el ‘gene tal’ (HLA=DR3) o ‘cual’ (HLA-DR4) o ambos--, los cuales no son genes diabéticos, sino genes de ‘identidad’, como los que determinan el color de los ojos o el pelo por ejemplo (éstos son llamados genes de histocompatibilidad y son usados para procedimientos de transplantes).
Para sintetizar, si tenés uno de estos genes o ambos, es muy posible que padezcás diabetes Tipo 1 si una combinación de otros “eventos” ocurre, como una infección viral. Ciertamente, el tipo de virus, el estrés, cambios en nutrición y la cronología de la infección que conduce a la diabetes Tipo 1 han sido estudiados muy acuciosamente, aunque todavía no se ha podido decodificar de manera clara y concluyente.
Lo que sucede en las células pancreáticas que producen insulina (células beta) se ha logrado entender muy bien, pero todos esos estudios científicos tan excitantes no han podido hacer nada para cambiar el tratamiento diario en los diabéticos infantiles y adultos. Gente con diabetes Tipo 1 tiene que auto-inyectarse insulina varias veces al día.
En las próximas semanas voy a explicar cómo el tratamiento de insulina ha cambiado desde su descubrimiento; y para los diabéticos Tipo 1, cómo hacer para llevar una vida larga y “normal”, exenta de complicaciones.
Catherine Atlan-Corea MD Ph.D. / Université de la Mediterranée / Marseille-France/Managua, Nicaragua/ catherine@diabetesnicaragua.org