Salud y Sexualidad

Los molestos calambres


En algún momento y por diferentes situaciones todos hemos tenido calambres y nos preguntamos qué son, a qué se deben, cómo prevenirnos, cómo hacer para no tener más o cómo le podemos ayudar a nuestros familiares o amigos para que no sufran esta manifestación del cuerpo.
Qué son y a quiénes afectan
Los calambres son contracciones espasmódicas involuntarias, dolorosas y momentáneas de ciertos músculos, sobre todo de las rodillas, pero también se dan en el estómago, intestinos y útero.
Afectan sobre todo a las personas de la tercera edad, durante la noche o la madrugada, pero algunas veces perturban también a los niños y adolescentes, por la etapa de crecimiento.
Uno de las manifestaciones de la menopausia son los calambres, ya que la baja producción de las hormonas estrógeno y progesterona modifican el metabolismo general de la mujer, incluyendo los músculos, más cuando éstas se han practicado histerectomía. Durante el embarazo, además de problemas nutricionales y hormonales, se anexa el peso adicional que la madre va logrando a medida llega a los nueve meses de gestación.
Los deportistas cuando fatigan demasiado sus músculos suelen presentar calambres temporales, lo mismo ocurre cuando se hacen movimientos violentos o inesperados. Es oportuno señalar también que algunas picaduras de culebras o arañas y venenos provocan peligrosos calambres y hasta la muerte, al igual que las infecciones por parásitos.
Cuando hace mucho calor y la persona se expone al sol o hace sobreesfuerzo de trabajo, pierde sodio y tiene calambres, para eso sólo tiene que tomar un poco de sal con agua o suero oral.
También contribuye a sufrir calambres, un desequilibrio en los niveles de calcio y magnesio, falta de vitamina E; anemia, tabaquismo, artritis, arteriosclerosis, hipotiroidismo, várices y cuando se toman diuréticos por la presión alta, ya que puede haber un dese- quilibrio en los electrolitos.
Recomendaciones
* Tomar suficiente agua durante el día para eliminar las toxinas que se almacenan en el torrente sanguíneo y en los músculos.
* Si toma diuréticos para la presión arterial, debe anexar potasio o dos naranjas por la mañana o 1 ó 2 bananos por la tarde.
* Antes de hacer ejercicios o caminata, frótese los músculos con aceite de romero.
* Si tiene calambres cuando camina o durante el día, debe visitar a su naturista o médico para que verifique cómo está su circulación sanguínea y obtenga la terapia y el tratamiento adecuado.
* Las vitaminas siempre son indispensables, como el calcio, magnesio, potasio, complejo B, lecitina y zinc.
* En cuanto a plantas medicinales, alfalfa, algas kelp y todos los vegetales verde oscuro. El tilo, ruda, melisa o toronjil; el orégano cuando hay calambres estomacales; la alhucema, menta, poleo y melisa cuando hay calambres en la matriz.
* La acupuntura y la moxibustión o calentamiento chino son de mucha utilidad, lo mismo que los masajes.
* Si usa ventiladores para dormir o en el día, úselos de una manera indirecta.
La Clínica de Terapias Naturales ofrece: consulta naturista y acupuntura, reducción de peso, masajes y sauna. Pregunte por los cursos: “Las plantas curan y dan dinero” y “Acupuntura para profesionales de la salud”. Antiguo Cine Rex 75 varas al lago. Telf. 244-2888. Cel: 861-7881 E-Mail: naturistas@mixmail.com