Salud y Sexualidad

Un virus escondido pero latente

Ésta es una enfermedad recurrente, lo que significa que nunca se cura

Doren Roa

El herpes genital es la infección de transmisión sexual causada por virus, caracterizada por episodios repetidos que se desarrollan a través de la erupción de pequeñas ampollas, generalmente dolorosas, sobre los genitales.
Hay dos tipos de virus en el herpes genital, según nos informó la ginecóloga Julieta Alvarado. “Existe el tipo de virus 1 que se proyecta a través de ampollas en la boca, en el ojo o en otra parte del cuerpo, y el tipo de virus 2 es en el que aparecen ampollas en los genitales”, detalló.
Este último se trasmite cuando hay una mucosa que puede penetrar el virus y la vía de transmisión es el sexo oral. La enfermedad es recurrente, lo que significa que nunca se cura… “Lo que pasa es que es una enfermedad latente y tiende a esconderse, pero cuando el (o la) paciente tiene sus defensas bajas, el virus aparece”, manifestó la especialista.
Los lugares más habituales en donde aparecen las ampollas son el glande y otras partes del pene, y el escroto en hombres; vulva, vagina y cervical en mujeres. La boca, ano y cara interna de los muslos puede también ser un sitio de infección en ambos sexos.
Hombres y mujeres afectados
“Esta Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) significa un riesgo para la mujer en caso de embarazo, pues podría sufrir un aborto espontáneo, experimentar un parto prematuro o en otro de los casos, un retardo de crecimiento”, compartió la doctora.
También está implicado el cáncer de cuello uterino, especialmente cuando está presente en combinación con el virus del papiloma humano, virus responsable de las verrugas genitales (condiloma).
El hombre que padece esta ETS igualmente se ve perjudicado, pues con la aparición de una fiebre, estrés o algún padecimiento, el virus reaparece acompañado de dolorosas ampollas en el labio, en el pene o en alguna otra zona.
Lo que la especialista Alvarado recomienda para mantener controlado el virus del herpes “es que el paciente mantenga controlada su salud y al momento de sentir algún escozor, ardor como quemadura sobre la piel, lo idóneo es evitar tener relaciones con su pareja en esos días porque el virus está activo”, recomendó, “o en otro de los casos usar condón”, agregó.
Síntomas del infectado
Antes de la aparición de las ampollas, el individuo infectado experimenta un aumento de sensibilidad, quemazón o dolor en la piel, en el lugar en el cual aparecerán éstas. La piel se enrojece y se llena de múltiples vesículas pequeñas, enrojecidas y llenas de un fluido de color claro amarillento.
Las ampollas se rompen dejando llagas dolorosas que, eventualmente, forman una costra y sanan en un periodo de siete a 14 días. El brote puede estar acompañado de malestar y engrosamiento de los nódulos de la zona inguinal. En las mujeres puede aparecer una descarga vaginal y dolor al orinar (disuria). Los hombres pueden tener disuria si la lesión está cerca de la apertura de la uretra (meato).
Los ataques del virus son raros: ocurren sólo una vez al año o pueden ser tan frecuentes que los síntomas parecen continuos. Esto se da por causas como la irritación mecánica, la menstruación, la fatiga, las quemaduras del sol y otras. Las infecciones en hombres son generalmente más leves y de duración más corta.
A la vez, el virus puede transmitirse a la pareja incluso cuando la enfermedad parece clínicamente ausente, de modo que una pareja sexual sin lesiones aparentes puede transmitir la enfermedad. Una diseminación asintomática puede contribuir realmente más a la diseminación del herpes genital que la misma enfermedad activa.
Tratamiento
Las pomadas o medicamentos antivíricos son alguna de las recomendaciones a las que los médicos recurren, ya que no existe ningún antibiótico para tratar esta ETS. Según el caso, su doctor podrá recetarle el tratamiento adecuado, es por ello que debe visitarlo.
Agradecemos la colaboración de la Dra. Julieta Alvarado, especialista en Ginecología y Obstetricia, quien atiende en la Clínica San Francisco, ubicada de Camas Lunas 1 c arriba, Calle 27 de Mayo. Teléfono 222-2494. Celular 88- 46042.