Salud y Sexualidad

¡Adiós arrugas!

Esta técnica combate arrugas prematuras, borra líneas de expresión naso labiales, arrugas ocasionadas por cambios bruscos de peso, bolsas de ojos, caída de párpados, líneas en la frente y padecimiento de acné

María Teresa Pérez

No en vano muchos dicen que el rostro es nuestra mejor carta de presentación. “A como te ven, te tratan”, reza una frase popular. Pero en esencia, por salud y estética, la ciencia se ha aliado para confeccionar incalculables métodos que intensifican la dupla entre juventud y belleza.
Uno de los métodos milenarios que ofrece genuinos resultados en este sentido es la acupuntura facial. Esta técnica combate arrugas prematuras, borra líneas de expresión naso labiales, arrugas ocasionadas por cambios bruscos de peso, bolsas de ojos, caída de párpados, líneas en la frente y padecimiento de acné. Además, es un óptimo aliado que aporta al levantamiento de los músculos en la cara y el cuello.
Este tratamiento permite una mayor irrigación, oxigenación en las zonas faciales y en todo el cuerpo, asimismo, otorga una apariencia mucho más juvenil, pues debido a la mayor circulación sanguínea, los pómulos se aprecian más coloridos, explica Bernardo Aráuz, especialista en medicina alternativa y acupuntura.
Los resultados
Este procedimiento deja como resultados músculos más fuertes, pues se invierte el mecanismo de envejecimiento.
La terapia se realiza durante cuatro sesiones, dos por semana, de una hora cada una o según el caso. Luego, la rutina de mantenimiento es una cada tres meses, más tarde se repite cada seis, y finalmente será anual. La técnica no produce dolor, ni inflamación.
Los resultados dependen de la piel y la edad. Después de los 40 años se debe tonificar para irrigar los vasos y nervios de la cara y el cerebro. La terapia de mantenimiento es recomendada a partir de los 25 años.
Esta técnica data aproximadamente de 5,300 años atrás, su aplicación debe ser exclusiva de un médico especialista en acupuntura, porque es necesario conocer los puntos anatómicos y musculares específicos.
Para óptimos resultados es importante que el paciente esté relajado y que no se encuentre en estado de ebriedad. Es adecuado aplicarlo en casos de parálisis facial, migrañas, enrojecimientos en los ojos, conjuntivitis, sangrados nasales, dolores faciales y es también una terapia antiestrés.
La celulitis es otro de los problemas estéticos más frecuentes, una atrofia en las células adiposas, formadas por la poca circulación y retención de agua, también se puede tratar con acupuntura, la cual se aplica en los puntos específicos por corregir.
Cuidado con el estrés
Según el doctor Aráuz, el 90 por ciento de las enfermedades son causadas a consecuencia del estrés, y casi por regla general, éstas se expresan en la cara.
La acupuntura facial se realiza en puntos específicos que se complementan en el cuerpo y orejas, así se controlan ansiedades como el hambre, continúa el especialista.
El acné es una de las manifestaciones más fuertes de estrés, y su tratamiento no se realiza inmediatamente. Primeramente el paciente debe pasar por un proceso de desintoxicación intestinal, “de lo contrario será difícil resolver el problema, porque en los intestinos se acumulan toxinas, grasas y heces fecales. Este proceso se realiza a través de productos naturales”, mantiene el médico.
Luego de este primer paso inicia el tratamiento con acupuntura, y al finalizar cada sesión es inevitable otra de masajes de drenaje linfático facial, de medio a profundo, que elimina toxinas y sustancias nocivas en la piel. Asimismo, se aplica una mascarilla de arcilla o cualquier otra para darle una tonalidad de frescura a la piel. Además se debe mantener una dieta alimenticia que será indicada de acuerdo con el perfil de cada organismo.
Igualmente la manera cómo comemos determinará la apariencia de nuestra piel, pues en muchos casos el acné resulta por la prisa al comer y acumulación de tensión. Y aunque tomar agua inmediatamente después de alimentarse o al momento es una práctica habitual para muchos, es incorrecta, asegura el doctor Aráuz, pues ésta diluye los jugos gástricos, lo recomendado según el especialista es hacerlo después de dos horas.