Salud y Sexualidad

Libérese de la angustia

Es imposible sentir miedo cuando se respira profundamente estando relajado, el miedo está asociado a un estado de tensión, expresar un miedo inadecuado es inútil, lo único que hace es reforzar la angustia

Cuando estamos frente a situaciones difíciles y nos angustiamos no sabemos qué hacer, la mayoría de las veces hacemos exactamente lo incorrecto, algunos se toman unas copas, otros fuman, y esto más bien aumenta la tensión.
Pero existen formas prácticas para salir airosos de un situación que nos crea ansiedad, y es la de respirar. Sí, respire, es un alivio cuando lo hacemos a conciencia y disfrutamos de lo sabroso que es inhalar y exhalar, de llenarnos de oxígeno y sentir cómo nos ayuda a liberar la tensión, entonces vamos a hacer de la respiración una buena práctica. Esta nos ayuda a pensar, es extraordinario ver cómo el darnos un poco de tiempo acompañado de la respiración nos puede propiciar una buena idea, una solución
al problema que nos está agobiando.
Eliminando al miedo
Es imposible sentir miedo cuando se respira profundamente y se está relajado, el miedo está asociado a un estado de tensión, expresar un miedo inadecuado es inútil, lo único que hace es reforzar la angustia. Por lo tanto, se aconseja expresar lo que sentimos por medio de la escritura o el dibujo, y manifestar todo lo que siente.
Una vez que haya pasado por este momento de entrega a usted mismo, busque la cólera detrás de la angustia. ¿Tenés en ese momento un sentimiento de frustración o de injusticia? ¿Estás resentido con alguien? Puede tratarse de la reactivación de una cólera antigua.
Haga lo que probablemente tiene menos ganas de hacer en este momento: corra, camine ligero, alce sus brazos, hacer un poco de ejercicio física le ayudará a liberarse de la tensión, esto le relajará mucho.
No deje de expresarse, escriba, pinte, dibuje, esculpa, toque un instrumento musical, cante, etc.
Las grandes obras de arte, como las novelas, la poesía, melodías, canciones, una pintura, han sido hechas por personas que sintieron la necesidad de liberar esa angustia que les ahogaba, tal vez un desamor, la perdida de un ser querido, o el mismo amor que lo invade y le crea estados de ansiedad.
Nuestra enemiga personal
La presión ansiosa puede convertirse en una enemiga personal y adherirse como la hiedra, ser parte del comportamiento, del sentirse y encontrar siempre la forma de manifestarse ante cualquier situación, por muy sencilla que sea. Entonces huyamos de ese sentimiento maligno, recurriendo a técnicas prácticas, haciendo uso de la inteligencia emocional, practicando bondadosamente la respiración profunda, la relajación, el ejercicio físico y el mental.
Los cristianos tenemos una excelente forma de salir de la angustia : la oración personal. Cuando estoy agobiada y elevo una oración me siento tan reconfortada, tan llena de paz, y sobre todo con la esperanza de que hay un Dios que está presto para auxiliarme y socorrerme en todas mis tribulaciones. Si lo desea usted puede utilizar esta oración: Salmo 91:15, 16 “Me invocará y yo le responderé, con el estaré yo en la angustia, lo libraré y le glorificaré, lo saciaré de larga vida, y le mostraré mi salvación.”

Lic. Ledia Gutiérrez
Psicóloga clínica
Consultorio psicológico Mente Sana
Reparto Bello Horizonte B ii 84
Teléfonos 249-0536 y 812-2460
E- lediagutierrez@cablenet.com.ni