Salud y Sexualidad

La pirámide nutricional

Aquí presentamos algunos criterios específicos sobre la nutrición para los veganos o vegetarianos, la cual es aún más adecuada que las fórmulas tradicionales

La mayoría de las personas come o ingiere productos para su sustento, pero pocas son las que se alimentan o nutren adecuadamente. Es más, los padres de familia acostumbran dar a sus hijos o familia productos inadecuados o en exceso, ignorando que la salud física está en lo que comemos y bebemos.
Actualmente nuestra alimentación depende más de los hábitos, los salarios, la facilidad para cocinar y la publicidad, y no tanto de la educación sobre la salud.
Tradicionalmente la medicina oficial ha difundido que es necesario comer proporcionalmente los cuatro grupos alimenticios: carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales, pero en 1992, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos difundió la pirámide nutricional, con el objetivo de indicar cómo debe ser la alimentación del humano para que viva sano.
Posteriormente ha habido pequeños ajustes y hasta otras formulaciones, siendo ésta hasta la fecha la más sólida y que podemos inicialmente seguir, si queremos una buena salud. Aquí presentamos algunos criterios específicos para los veganos o vegetarianos, los cuales son aun más adecuados.

Componentes de la pirámide
Primer nivel: carbohidratos. Éstos son los que proveen al cuerpo de calor y energía y se dividen en tres clases, los azúcares que vienen en las frutas y la miel, y que son muy sanos; otros vienen en algunas hortalizas, la leche y los llamados almidones, que son los que mayormente consumimos en nuestro país, como los cereales, legumbres secas (que no son las verduras) y otros. Según nuestra dieta nicaragüense, éstos son: arroz, frijoles, avena, papa, yuca, quequisque, frutas dulces, ayote, pan, tortillas, plátanos, pastas o tallarines. Es mucho mejor si los cereales son integrales.

Segundo nivel: frutas y verduras. En las deliciosas frutas y verduras se encuentran las vitaminas, minerales, fibra y agua. Sus ingredientes son sustancias químicas que hacen posible la correcta digestión y nutrición. En nuestro plato siempre debe haber ensalada de hortalizas crudas, verduras cocinadas, y a su tiempo, frutas.

Tercer nivel: Proteínas. Sin proteína no hay vida, pues contienen los aminoácidos que son componentes químicos especializados que optimizan funciones vitales del organismo, como la reconstrucción de los tejidos, el ADN, construyen los anticuerpos, protegen el calcio y contribuyen a la función hepática. Los alimentos ricos en proteínas son: carnes, leche y sus derivados, huevos, frijoles, aguacate, soya, germinados, gluten de trigo, tofu, papas, maní y otras semillas secas. Son más sanas las proteínas de origen vegetal que las de origen animal, pues éstas están llenas de ácido úrico, colesterol y triglicéridos, y las vegetales no.

Cuarto nivel: Grasas, aceites y dulces. Sin bien es cierto que estos elementos son necesarios para la nutrición, son los que se deben usar en menor cantidad o conocer su origen. Las grasas y aceites que sirven para preparar o aderezar los alimentos deben ser de origen vegetal y usados mínimamente, y los dulces como caramelos, postres, reposterías, sorbetes, chicles, cajetas y endulzantes, sabemos que por su origen industrial, colorantes y preservantes, no son sanos.

Agua y ejercicios
A todo esto hay que añadir la ingesta de unos 8 vasos de agua por día o más; ejercicios, mente y espíritu tranquilos. Evite exceso de sal y azúcar, comidas y bebidas rápidas, empacadas o embotelladas. Tome en cuenta estos criterios para vivir sano y gozar la vida junto con sus seres más queridos.

TOME NOTA
Francisco Picado atiende consulta naturista y de acupuntura, masajes y sauna, regulación de peso y orientación personal. Diagnóstico por péndulo e iris. En octubre inicia el curso de Cocina y Nutrición Vegetariana, infórmese. Clínica de Terapias Naturales y Spa, antiguo cine Rex, 75 vrs. al lago, mano derecha. Telf.: 244 2888 / 861 7881. Email: terapiasnat@yahoo.com