Salud y Sexualidad

En conjunción con la naturaleza


Ser naturista es vivir la vida tal como es, es decir, no bajarse del carrusel del cosmos; sentirse una pieza irrepetible del mismo; compartir con los otros seres sin competir con ellos, sino darle a cada uno su puesto en la cadena o escala biológica y hasta social. Ser naturista es vivir acorde con la naturaleza, sus principios y sus leyes y alejarse de lo artificial y falso; es ser original.
El ser humano es la especie más desarrollada de una manera general, porque los animales y hasta las plantas tienen propiedades específicas que dejan muy atrás a la ingeniería de los sentidos del ser humano u otras formas de manifestarse para sobrevivir. Lo que hace sobresalir al ser humano es su inteligencia, que se manifiesta en la sistematización de los conocimientos y habilidades. Otro aspecto relevante es el libre albedrío, es decir, la capacidad de tomar decisiones o no por sí mismo.
Quiénes son naturistas
Hay muchas personas en el mundo que viven acordes con la naturaleza: son los que están alejados de las ciudades, los campesinos, los indígenas sin transculturización, los que no se han habituado a lo artificial ni al estilo de vida “moderno”. Pero hay otros que gradualmente quieren acercase, cada vez más, a la práctica de una vida natural, y van simplificando su vida haciéndola más sana, libre, barata, hermosa, sabrosa y sin prejuicios. Éstos también son naturistas.
Se toma este camino original al observar profundamente la naturaleza, al practicar la medicina natural, al seguir una dieta vegetariana, al practicar la oración, la meditación y el yoga, al escuchar más nuestra conciencia y practicar la justicia, al identificarnos con los elementos y las leyes de la naturaleza.
Los beneficios que se obtienen son salud, paz, equilibrio ecológico, contemplación, sabiduría y amor por todo lo que nos rodea, sobre todo, por los seres humanos y las demás especies. Es un proceso que una vez que comienza sólo nos conduce a ser cada día más mucho más felices y generadores de vida. Si esto se vincula a valores como la fe, las artes, el cuido del medio ambiente, la familia y la sociedad, es mucho mejor.
Los 4 elementos
De todo lo que existe en el planeta Tierra, lo único realmente necesitamos son los cuatro elementos de la naturaleza.
El aire: sin él no podemos vivir y éste debe ser sano. Es lo que nos dio la vida y cuando no lo podemos aspirar, morimos.
El agua: sin ella duramos poco tiempo vivos. Somos mayormente agua y la necesitamos para la higiene, para hidratarnos y para la agricultura.
El fuego: simbolizado en el Sol, nos da calor y establece todos nuestros ciclos de vida.
La madre Tierra, que nos sostiene, alimenta, nos da todo lo que contiene, y al final nos recibe físicamente.
El ser humano usa estos elementos y también abusa de ellos y de eso depende nuestra sobrevivencia o nuestra destrucción. El universo también tiene sus leyes que debemos respetar, como las leyes del movimiento, de contrarios, acción–reacción; de la atracción, de lo macro y lo micro, de los ciclos, de las jerarquías, adaptación, entre otras cosas. Conocer y vivir todo esto es la verdadera sabiduría y felicidad.
La Clínica de Terapias Naturales ofrece el seminario: Teoría y Práctica de la Medicina Natural, solicite información. Además, consulta naturista y acupuntura, masajes y sauna, reducción de peso y balance de energías. Antiguo Cine Rex, 75 vrs. al lago, Telfs. 2442888 /8617881, e-mail: naturistas@mixmail. com