Salud y Sexualidad

Frases que los espantan


Doren Roa

La semana pasada abordamos este tema, pero aún quedan más cosas por decir sobre las frases que a los hombres les ponen la piel de gallina, los pelos erizos y el karma de color negro. Muchos lectores quedaron “enchilados” sobre el abordaje de esta temática, quienes, según lo que nos escribieron, quieren más… es por eso que acá te dejamos con Frases que los espantan II.
“…con la luz apagada”
En esta segunda entrega nos ponemos un poco más íntimos, así que el sexo será la punta de lanza. A ver… respecto de esta frase, podemos hacer dos comentarios.
El primero es que algunos dueños del cromosoma “X” (hombres) se interesan muchas veces por mujeres desi-nhibidas, atrevidas con ellos mismos y a la vez que les guste experimentar cosas diferentes, como hacer el amor a plena luz y poder así conocerse al “desnudo”.
Por otra parte, si a él le gusta con todas las luces del show, ¡dale gusto! Esto te da la pauta para que vos en el futuro podás pedirle gustos también. ¿Conocés la palabra negociación? Ésta no sólo se aplica a los banqueros o empresarios…
Del mismo modo, la mujer debe comportarse como una señora en su casa, una madre con sus hijos y como una “P”$&% en la cama”, y esto no lo digo yo, pregúntenle a la abuela.
Por otra parte, tu “papucho” no tendrá nada que buscar en la calle cuando todo lo tiene en casa. ¿Sí o no? Pues vos debés de inculcarle la idea de que “si así son los avances, ¿cómo será la película?”
¨¿Ya terminaste amor?... ¡apurate!¨
Si tu “cuchi cuchi” soporta estoicamente tal comentario a la hora del zangoloteo es un verdadero héroe. Cómo va a ser posible que estando en mero “asunto”, en la mejor posición y el mejor momento… a vos se te ocurra la genial idea de apurarlo y desconcentrarlo.
Quedate quieta, pensá en el proceso de crecimiento de los girasoles o ponete a repasar la última receta de cocina que conseguiste en END, e intentá disfrutar el momento, en caso de que haya comenzado el show y no hayás podido detenerlo.
Sería un tremendo desaire cuando a lo mejor él está sofocado por complacerte y vos le acelerés el trayecto directo al clímax. Si no querés hacer el amor con él, lo mejor es advertirle desde antes para no tener que hacer semejante comentario, el que en un dos por tres lo espantaría.
“Aquí se hace lo que yo digo”
¡Hepa! Cuidado con frases así señora o señorita Sargento. En una relación de pareja hasta para pelear se requiere de dos, así que ambos son quienes dirigen al pelotón e igual toman decisiones en lo cotidiano, sexual y hasta sentimental. Nada de comportarte como si fueras dueña de tu tormento o te creés la mamacita de Tarzán, porque de ser así te podés ir despidiendo de un soñado y tórrido romance, ya que en un pestañeo aquel saldrá corriendo como si estuviera compitiendo en una carrera.
“Sólo movete vos”
¡Olvidate de la haraganería! Volvemos a lo mismo: hacer el amor es de dos. Tiesa sólo cuando pasés a la otra vida.
Si no sabés moverte como Dios manda, empezá a tomar clases de baile, o en el caso que no querrás hacerlo, deberías tenerlo en cuenta, por el asunto de la actividad física, el estrés y lo rico que vas a sentir cuando ambos sean, en la cama o el suelo, un verdadero torbellino.
Si te interesa que escribamos más sobre éste y otros temas de interés, podés hacérnoslo saber a la siguiente dirección: droa@elnuevodiario.com.ni. Con gusto atenderemos tus comentarios o solicitudes. Hasta la próxima.