Salud y Sexualidad

Lo que se juegan las mujeres

El debate público sobre el aborto terapéutico a propósito de la discusión de la aprobación de las reformas al Código Penal aparece polarizado y confuso

Antropóloga

Mientras las mujeres organizadas reclaman que éste se mantenga tal cual ha estado en el código desde 1891, otros sectores abogan por su eliminación, alegando que mantenerlo implica favorecer el libertinaje y desenfreno sexual de las mujeres.
Esta disyuntiva, por demás exagerada, no corresponde con realidades.
Al hablar de aborto, hasta la palabra suena fea, y pasar por la experiencia de realizarse uno, es un trago amargo. Pero cuando se reflexiona con seriedad, en el seno de la confianza surgida entre mujeres, a veces desconocidas, se intercambian sentimientos reprimidos, y aparece la verdad que no se dice por temor:
Llevar a término un embarazo producto de la violación de un familiar no es asunto que se resuelva con la resignación. Asumir el cuido de un niño con graves deformaciones congénitas suena bien como declaración, pero es muy difícil vivirlo.
En el caso de los abortos, la tremenda disyuntiva es entre la vida establecida, de la mujer, y una que está por desarrollarse. La ciencia médica ha optado por la vida de la mujer en la defensa de obtener “calidad de vida”. Para muchas personas creyentes, la opción del aborto terapéutico esta fundamentada en alcanzar “vida en abundancia”.
Lo que las mujeres se juegan con la aprobación de las reformas al Código Penal nicaragüense, por parte de diputados y diputadas con relación al aborto terapéutico, es la vida de las mujeres.
El aborto
El aborto es la interrupción del embarazo (expulsión o extracción del embrión/feto) antes de las 22 semanas de gestación o cuando el feto pesa menos de 500 gr. En Nicaragua se define como: “Toda interrupción espontánea o provocada del embarazo antes de las 20 semanas de amenorrea, con un peso del producto de gestación inferior a 500 gr”.
El aborto se clasifica de dos formas, espontáneo o inducido. En Nicaragua, la única situación en la que se permite la interrupción de un embarazo, es en el aborto terapéutico. El artículo 165 del Código Penal vigente dice: “El aborto terapéutico será determinado científicamente, con la intervención de tres facultativos por los menos, y el consentimiento de cónyuge o pariente más cercano, para los fines legales”.
El aborto terapéutico
Éste es el término del embarazo antes del tiempo de la viabilidad fetal con el propósito de proteger la salud de la madre.
1.- Cuando la continuación del embarazo puede amenazar la vida de la mujer o afectar seriamente a su salud. Para determinar si existe o no tal riesgo se pueden tener en cuenta todas las circunstancias que rodean a la paciente, bien actuales o razonablemente previsibles.
2.- Cuando el embarazo ha sido consecuencia de violación o incesto. En este caso deberán emplearse los mismos criterios médicos en la evaluación de la paciente.
3.- Cuando la continuación del embarazo se crea que va a dar lugar al nacimiento de un niño con malformaciones físicas graves o con retraso mental.

Las condiciones planteadas para recurrir a un aborto terapéutico son:
1. Que la vida de la paciente o el feto se encuentren en peligro por una enfermedad causada o agravada por el embarazo.
2. Que no exista otra terapéutica para la paciente, o que si existe haya fracasado.
3. Que se tenga la seguridad de que mediante el aborto se evitará un agravamiento, se logrará una mejoría o curación de la paciente.