Salud y Sexualidad

En busca de una familia feliz

¿Cómo alcanzar la paz con sus padres y hermanos, sin verse arrastrados hacia pautas de comportamiento que desea cambiar?

La mayoría de nosotros tenemos fantasías sobre pertenecer a una familia perfecta, vivir en armonía y amor, afrontar problemas juntos y compartir problemas y triunfos. La realidad suele ser bastante diferente. Por mucho que quiera a su familia, es posible que le siga resultando difícil alcanzar una buena relación con todos sus miembros.
Aunque proceda de una familia cariñosa que siempre le ofreció apoyo, quizás descubra que algunos de sus puntos de vista sobre usted y su vida no encajan con los suyos. Quizás sienta que lo retienen o que les falta comprensión acerca de sus aspiraciones.
Alternativamente, quizás proceda de antecedentes muy difíciles y ahora desee vivir en una familia que trate de ser honesta y feliz. ¿Cómo alcanzar la paz con sus padres y hermanos, sin verse arrastrados hacia pautas de comportamiento que desea cambiar?
Algunas familias tienen pocas dificultades para aceptar el hecho de que sus miembros individuales son diferentes, pero siguen sintiéndose comprometidos por lazos de intimidad y lealtad. Sean cuales fueren las edades de los miembros de la familia, son capaces de disfrutar con la compañía de los otros, de expresar desacuerdos y encontrar formas de aceptarlos o resolverlos, de demostrar sus emociones sin censura y de hablarles respetuosamente.
En las familias que están bien adaptadas, los individuos pueden compartir cosas y ser independientes. Para muchas personas, sin embargo, esas familias felices parecen insólitas y envidiables. La mayoría de nosotros tenemos que afrontar emociones inexpresadas, conflictos no resueltos, temas de los que nunca se habla y opiniones que se defienden agresivamente, en muchas ocasiones.
Empiece con perspicacia
Como la vida familiar puede ser tan confusa, el primer paso hacia la paz y la armonía consiste en descubrir qué siente realmente acerca de los miembros individuales.
Muchas personas han acudido a la terapia o al asesoramiento de un especialista para clarificar algunos de sus sentimientos desconocidos o conflictivos.
Desarrollar comprensión
Muchas personas mantienen una relación difícil con sus padres. Quizás tengan expectativas o aspiraciones que a usted le parecen indeseables o inapropiadas y, sin embargo, no puede encontrar una forma de liberarse.
Quizás mantengan discusiones acaloradas o un distanciamiento helado y, sin embargo, no sabe por qué se siente así. Por ejemplo, decidir abandonar el hogar es uno de los pasos más importantes que deben tomar los adultos jóvenes. Quizás deseen una vida independiente, pero se encuentran ante la imposibilidad financiera de hacerlo, o les resulta difícil admitir que necesitan del consuelo y de la seguridad del hogar familiar. Pero los padres también se enfrentan a un dilema. A su hijo le puede parecer que plantean una demanda imposible cuando solicitan ayuda para dirigir el hogar, pero probablemente tratan de prepararlo para que asuma gradualmente sus responsabilidades como adulto.
Sobre todo, tiene que hablar de los temas. Si hay relaciones que desea cambiar, lo primero que tiene que hacer es expresar ese deseo ante la persona de quien se trata, de una forma que no distribuya culpabilidades.

Lic. Ledia Gutiérrez Lanzas, Psicóloga Clínica. Consultorio Psicológico “Mente Sana”
Reparto Bello Horizonte B II 84. Teléfonos 2490536 y 8122460.
e-mail: lediagutierrez@cablenet.com.ni