Salud y Sexualidad

Los homosexuales no podrán donar sangre

Los homosexuales sudafricanos activos sexualmente no podrán donar sangre por el riesgo que representan en la transmisión del Sida, según anunció la agencia encargada de regular las donaciones

Johannesburgo/EFE

Sudáfrica es el país con el mayor número de infectados con el virus del Sida, cerca de cinco millones de personas, la octava parte de los portadores del VIH que hay en todo el mundo.
El presidente del Servicio Nacional de Sangre de Sudáfrica (Sabns), Robert Crookes, anunció que los homosexuales que hayan tenido una relación con otro varón en los últimos cinco años no podrán donar sangre.
"Y por favor, que no lo hagan", insistió
Esa prohibición está vigente al margen de que la relación sexual sea oral o anal, o que se haya utilizado o no un preservativo.
La decisión se ha adoptado a pesar de que Sudáfrica atraviesa una escasez crítica en las reservas de sangre. El pasado 3 de enero el Sabns anunció que el nivel era "peligrosamente bajo" y que sólo había reservas para cuatro días.
Crookes afirmó que aunque la sangre donada es sometida a pruebas regularmente para detectar posibles enfermedades infecciosas que se puedan transmitir, "ningún test disponible puede detectar todas las donaciones de sangre que puedan estar infectadas".
La organización que dirige negó que se trate de una discriminación y justificó la decisión, aplicada en otros países, debido al "comportamiento de alto riesgo" que tienen los homosexuales a la hora de donar sangre.
Fuertes protestas
Nada más conocer esta decisión, la asociación sudafricana que agrupa a los homosexuales y a las lesbianas anunció una queja ante la Comisión de Derechos Humanos y manifestaciones de protesta hoy viernes, en clínicas donde se dona sangre.