Salud y Sexualidad

Mayores de 14 años deberán portar condón por obligación


BOGOTÁ/AFP
Los hombres o mujeres mayores de 14 años de la población colombiana de Tuluá (400 km al suroeste de Bogotá), deberán portar obligatoriamente un condón junto con sus documentos de identidad, según una propuesta que estudia el Concejo municipal, informó este miércoles el autor de la iniciativa.
"El proyecto de acuerdo busca frenar, a como dé lugar", la expansión del Sida y los embarazos en adolescentes, explicó a periodistas el concejal Wiliam Peña.
"Éste es un país de mucha actividad sexual, y Tuluá no es la excepción. La medida no obliga a tener sexo, sino a cuidarse", añadió.
Según el concejal, Colombia ocupa uno de los primeros lugares entre los países con alto índice de enfermos de Sida, y "Tuluá es prácticamente la primera ciudad del departamento de Valle con esa enfermedad".
"Las campañas que se han desarrollado desde hace años para prevenir la enfermedad son equivocadas, porque dicen 'use el condón' en vez de decir 'porte el condón y luego úselo'. Si usted lo porta, va a ser mucho más fácil usarlo y no al contrario. Por eso mi propuesta", indicó Peña.
Las sanciones
Agregó que la sanción a los infractores de la norma sería de un salario mínimo diario (unos seis dólares) o recibir tres horas de cátedra en prevención de enfermedades de transmisión sexual.
"Los primeros meses de entrada en vigencia de la norma las sanciones serían pedagógicas como amonestaciones, las personas irían a cursos de capacitación acerca de qué es el Sida, por qué el contagio y cómo se utiliza el condón", anotó.
La propuesta originó de inmediato una polémica. El sacerdote Jesús Velásquez, uno de los párrocos de Tulúa, la calificó de absurda y dijo que "sería como vender armas en las esquinas. Lo que se requiere es educación y respeto por los valores morales y cristianos".
El viceministro de Salud, Eduardo Alvarado, indicó por su parte que el uso del preservativo no debe ser obligatorio y "lo ideal es sensibilizar y motivar a la gente".
Por su parte, la fundación privada Profamilia, que promueve campañas de prevención sexual, consideró que la propuesta no tiene sentido si no va enlazada con un plan de educación.