Salud y Sexualidad

Cuestionan el estudio para detectar el cáncer de próstata

El estudio de próstata suele provocar cierto temor en algunos hombres, pero ahora, un estudio médico asegura que no es totalmente eficaz la metodología y que no ha aumentado la tasa de supervivencia en pacientes que se hicieron los controles

EFE
La mayoría de los médicos recomienda a los hombres mayores de 50 años que se sometan a exámenes para la detección del cáncer de próstata, pero un estudio publicado señala que esos análisis no aumentan la tasa de supervivencia. El cáncer de próstata es el más común entre los hombres en los Estados Unidos y es la segunda causa de muerte por cáncer de acuerdo a un artículo publicado por la revista Archives of Internal Medicine.
Aparte de la prueba por tacto, los médicos realizan un análisis de sangre que detecta la presencia del antígeno específico de la próstata, una proteína producida por esa glándula. El cáncer de próstata a menudo aumenta los niveles de la proteína en la sangre, pero las infecciones de próstata o el agrandamiento benigno de la glándula también pueden causar incrementos en esos niveles. Para determinar el efecto de la detección del cáncer sobre las probabilidades de supervivencia, los investigadores revisaron los registros médicos de más de 1.000 hombres mayores de 50 años que recibieron asistencia en diez centros médicos de la Administración de Veteranos en Nueva Inglaterra. Más de la mitad de los hombres había muerto con cáncer de próstata.
Los investigadores compararon al grupo de los fallecidos con el grupo de los que seguían viviendo y encontraron que la misma proporción de hombres se había realizado el examen de detección de la proteína.
"Este estudio sugiere que el examen no fue eficaz", dijo el autor principal del artículo, John Concato, profesor en la Facultad de Medicina de Yale y Director del Centro de Investigación de Epidemiología Clínica en la Administración de Veteranos de Connecticut.
Concato y su equipo determinaron que el examen rectal junto con el análisis de sangre no mejoran las probabilidades de supervivencia.
"Desafortunadamente, los exámenes a veces encuentran cáncer, aún en etapas muy tempranas, pero no prolongan la supervivencia", dijo Concato.
"En lugar de promover el examen anual de todos los hombres a partir de los 50 años, como se hace comúnmente, debería explicarse a los pacientes la eficacia limitada de la prueba de sangre, a fin de obtener el consentimiento informado de esos hombres", agregó.