Salud y Sexualidad

La batalla de los sexos en Internet

Ellas usan la red para relacionarse, ellos para buscar datos

La batalla de los sexos ha alcanzado a Internet, según un nuevo estudio que indica que ambos utilizan la red en similar medida, aunque de forma diferente: ellas para enriquecer sus relaciones y ellos para buscar datos.
El dominio masculino de la red parece haber pasado a tiempos mejores a juzgar por el estudio “Cómo los hombres y las mujeres usan Internet”, del Pew Internet and American Life Project, que explora el impacto de esta tecnología en la sociedad.
El porcentaje de hombres conectados es ligeramente superior al de mujeres, pero como el sexo femenino es más numeroso, supera en números totales al de internautas masculinos.
Pero más que en los números, en lo que difieren ambos sexos es en el uso que hacen de Internet.
Actividades “solitarias”
La investigación sugiere que los hombres suelen acudir a la red para realizar actividades “solitarias”, como leer o explorar sobre sus pasatiempos, bajar software y material audiovisual.
Las mujeres prefieren la red para relacionarse con otros internautas: el 94 por ciento de las entrevistadas declaró que se conecta a Internet para leer y escribir correos electrónicos.
Ellas buscan “novedades”
Las mujeres usan el “e-mail” para compartir novedades, pedir consejo o discutir planes; mientras, los hombres lo utilizan para asuntos relacionados con el trabajo y reenviar curiosidades o bromas.
Ambos sexos usan la red en similar medida para jugar, escuchar música, ver vídeos y compartir archivos, y para apostar (el 4 por ciento de la población juega en Internet, según el sondeo).
Tanto hombres como mujeres consideran que la red es una importante herramienta de investigación, aunque hay diferencias con respecto a lo que se busca, indica el sondeo, que estudió durante cinco años los hábitos de más de 20.000 personas.
Los hombres buscan información sobre el tiempo atmosférico, noticias de actualidad, deportes, política o finanzas, mientras que ellas se interesan más por asuntos relacionados con la salud, temas médicos o religiosos, y buscan mapas y direcciones.
Por otra parte, el informe encontró que los hombres experimentan más y tienden a resolver por sí mismos los problemas informáticos, mientras que muchas mujeres no se atreven a enfrentarse a ellos.
Esto parece ser, no obstante, una cuestión de edad, ya que entre los adolescentes no hay ninguna diferencia en la agilidad para solucionar errores informáticos.
¿Y las mayorcitas?
“La tecnología no frena a las mujeres jóvenes, pero sí a las más mayores”, indica Deborah Fallows, investigadora que participó en el estudio.
Las mujeres temen más los problemas relacionados con Internet, y se preocupan por la difusión de la pornografía, los virus informáticos y la pérdida de privacidad.
Al margen de ello, tanto hombres como mujeres tienden a utilizar más la red si están casados, y si tienen hijos.