Salud y Sexualidad

¿Existe la fuente de la eterna juventud?

No es nada sorprendente, es más, hay quienes de forma categórica así lo afirman. ¿Cuál es razón para así expresarlo? ¿Serán, la buena alimentación, el ejercicio cotidiano, sanas prácticas de comportamiento humano, vivir en un entorno o ambiente con aire puro o qué?

Mucho se especula con detalles que suenan hasta fantasiosos. Sin embargo, hoy en día se valora altamente el poder revitalizante casi como fórmula mágica del CALCIO, que provee más salud y vitalidad a quienes lo consumen. Se plantea el porqué los habitantes de Okinawa, Japón, NO PADECEN de Osteoporosis, Artritis, Cáncer, enfermedades crónicas ni cardíacas, etc., y el tratar de descubrir las bondades no milagrosas ni curativas, sino más bien las regenerativas de las células.
¿Cuál será la clave de todo esto? ¿Cómo es posible disponer de un excelente estado de salud? ¿Qué factores son más fundamentales, será la alimentación? Se juzga que las personas más saludables del planeta hoy en día tienen una cosa en común: ellos comen todos sus alimentos naturales, enteros, vivos, orgánicos y completamente crudos. Ellos toman agua que no está contaminada con cloro, fluoruro y otros químicos, y además está saturada de complejos minerales. Ellos no toman tratamiento médico ortodoxo: drogas químicas modernas, médicos o sus procedimientos. Tampoco tienen automóviles o industrias que contaminan el aire con hidrocarburos, ellos viven en el aire puro cada día. Ellos también sienten los rayos del sol revitalizando sus células y conociendo lo que es un verdadero estado saludable.
¿ES POSIBLE PARA NOSOTROS VIVIR ASÍ?
La carne, los dulces, la harina refinada, el alcohol, la cafeína, el azúcar y otros muchos alimentos producen hiperacidez porque obligan al organismo a utilizar el calcio que posee para neutralizarla, y si no obtiene suficiente con la alimentación, se ve obligado a tirar con las reservas del tejido conjuntivo y los huesos. Aparecen entonces problemas como las enfermedades reumáticas, la Osteoporosis, la Artritis o el Cáncer. Resulta que no todo el calcio se absorbe igual.
El calcio es el mineral más abundante del organismo y está involucrado en casi todas las funciones biológicas. Y es tal su importancia que muchos expertos, ante el hecho de que nuestra alimentación actual suele ser deficitaria en ese mineral, aconsejan tomar suplementos para cubrir nuestras necesidades. El calcio juega un papel fundamental en prácticamente todas las funciones metabólicas. Desde permitir la contracción y relajación de la musculatura hasta la regulación del latir del corazón pasando por la transmisión de los impulsos nerviosos.
De igual manera, el calcio interviene directamente en la nutrición celular, favorece la creación de nuevas células, participa en la síntesis de las proteínas y ayuda a controlar la presión arterial. Es, además, imprescindible para la salud de los huesos, dientes, músculos, el sistema nervioso, el endocrino, etc. Interviene asimismo en la replicación del ADN, tarea primordial de todas las reparaciones que se producen en el organismo y que sólo acontece en un substrato de calcio.
El calcio es esencial para la integridad funcional de los sistemas Nervioso, Muscular y Esquelético. Juega un papel en la función cardiaca normal, renal, respiración, coagulación de la sangre, y la permeabilidad de la Membrana Celular y Capilar y la secreción de Gastrina.
No en vano ya en 1931 el fisiólogo alemán Otto Heinrich Warburg recibió el Premio Nóbel de Medicina por demostrar que el cáncer es anaeróbico; es decir, que tiene lugar --como muchas otras enfermedades degenerativas-- en ausencia del oxígeno y, por extensión, en un ambiente ácido que se debe en buena medida a la carencia de calcio. Uno de los primeros expertos en utilizar el calcio como medicamento fue el doctor Carl Reich. Ya en la década de los 50 este médico norteamericano observó que muchos de sus pacientes eran capaces de superar distintas enfermedades degenerativas consumiendo simplemente una cantidad adecuadamente proporcionada de calcio, magnesio, vitamina D y otros nutrientes. Fue también el primero que expuso que una vida longeva sólo puede conseguirse con un organismo oxigenado, alcalino y que reciba la suficiente cantidad de calcio.
Agua rica en calcio
Casi treinta años después --en 1979-- otro descubrimiento vendría a corroborar la validez de las consideraciones de Reich sobre la capacidad terapéutica del calcio. Ese año un periodista del Libro Guinness se trasladó hasta las islas japonesas de Okinawa y Tokumoshima para entrevistar a Shigechiyo Izumi, entonces la persona más vieja a sus 115 años de edad y poseedor de una salud y vitalidad notablemente buenas, encontrándose sorprendido, conque la mayor parte de los habitantes de esas islas eran físicamente personas saludables, prácticamente no sufrían ni habían sufrido enfermedades graves, y su vida media era de 105 años.
Aquel descubrimiento hizo que se desplazara hasta allí un equipo de investigadores para analizar la situación, y éstos descubrieron que los isleños sólo tenían una cosa en común: el agua que bebían era rica en minerales, especialmente en calcio y brotaba de entre los corales fosilizados del suelo, lo que la convertía en un agua muy alcalina. Y hoy día no existen dudas de que la clave de la salud de los habitantes de esas islas está en una especie de coral llamado SANGO, cuya composición muy rica en calcio ha demostrado notable efectividad terapéutica en diferentes dolencias. Por cierto, Shigechiyo Izumi vivió saludablemente hasta los 121 años, edad a la que murió a causa de una pulmonía.