Salud y Sexualidad

Niñez y adolescencia: el rostro oculto del VIH/SIDA

Hay un interés mundial en mostrar los efectos que la infección está acusando en la niñez y adolescencia y crear conciencia para su prevención

Una campaña mundial para visualizar la situación de la niñez y la adolescencia ante la pandemia del VIH/SIDA, es impulsada por Unicef y Onusida, señalando que menos de un 5 por ciento de la niñez seropositiva recibe tratamiento, además, millones de huérfanos a consecuencia del VIH/Sida no reciben ningún apoyo.
El lanzamiento de la campaña inició el 25 de octubre en Nueva York, pero en América Latina se lanza a partir de hoy viernes, en San Salvador, El Salvador.
La licenciada Olga Moraga, relacionista pública de Unicef Nicaragua, nos comenta que en nuestro país se están haciendo los contactos necesarios para involucrar a instituciones del Gobierno y organismos no gubernamentales que trabajan el tema, para aunar esfuerzos en la lucha contra el VIH/SIDA en la niñez.
“El interés es mostrar los efectos que la infección está causando en la niñez y adolescencia, y crear conciencia para su prevención de manera focalizada”, expresó Moraga.
Las cifras
Según los datos proporcionados por Unicef, cada minuto un niño o niña fallece de una enfermedad relacionada con el SIDA, igual número se infecta con el VIH y cuatro jóvenes de 15 a 24 años contraen el VIH.
Se calcula que alrededor de 15 millones de niños han perdido a por lo menos uno de sus progenitores debido al SIDA. Sin embargo, menos de un 10 por ciento de estos niños huérfanos y vulnerables a causa del SIDA reciben apoyo o servicios públicos.
Después de casi 25 años de pandemia, la ayuda llega a menos de un 10 por ciento de los niños afectados por el VIH/SIDA, y muchos tienen que crecer solos o demasiado rápido, o nunca llegan a convertirse en adultos.
Prevención y tratamientos
La campaña tiene por objetivo proporcionar acceso al tratamiento antirretroviral y/o cotrimoxazol a un 80 por ciento de los niños que lo necesiten.
Por otra parte, está la prevención de la transmisión de madre a hijo, y ofrecer para 2010 acceso a servicios destinados a evitar la transmisión de madre a hijo del VIH al 80 por ciento de las mujeres que lo necesiten. En la actualidad, menos de un 10 por ciento de mujeres tienen acceso a estos servicios.
Los adolescentes y los jóvenes de 15 a 24 años representan aproximadamente la mitad de las nuevas infecciones por VIH, pero la gran mayoría de los jóvenes carecen de acceso a la información, aptitudes y servicios necesarios para protegerse del VIH.
Otro objetivo es reducir en un 25 por ciento para 2010 el porcentaje mundial de jóvenes que viven con VIH, de conformidad con los objetivos adoptados internacionalmente.
“La campaña se plantea metas para cinco años. Queremos incidir en lo que se está haciendo actualmente, pero desde una perspectiva de apoyo a la niñez y adolescencia. Esperamos comenzar la campaña educativa a partir de diciembre, partiendo en la conmemoración del día de personas que conviven con la enfermedad”, finalizó la licenciada Moraga.